El lado oscuro de una tienda de cómics (III): la competencia

En un lugar de Alicante, de cuyo nombre no quiero acordarme… o sí, prefiero acordarme. Y no es un lugar. Son muchos. Es un virus extendido por todo el país: la arrogancia de la competencia desleal porque puedo más, soy mejor y molo más. Hoy, el lado oscuro de la competencia.

El lado oscuro de la competencia

Y tengo más dinero que tú. Llámese tienda especializada o centro especializado. Tenía otra entrada preparada para dentro de unas semanas, pero a raíz de lo ocurrido con Fnac (siempre en el ojo del huracán) dejaré el tema para otra semana y me adelanto a publicar este.

Maldición #3: La competencia del más chulo. Día de novedades

Año del Señor de 2015

Viene pasando desde hace años y parece que da igual, porque lo que impera es manipular al consumidor para que vaya a comprar donde antes se ponga a la venta su producto, por mucho que la editorial marque un día oficial. De esta manera, al ser el consumidor inconsciente de lo que sucede entre bastidores, crea en él la sensación de que la tienda que ofrezca cierto artículo más tarde que otra, aunque sean 24 horas, no es una tienda fiable, y por lo tanto, no vale la pena ir allí.

Es lo que pasó hace unas horas con FNAC Alicante. Mientras las tiendas de Alicante no tenían sus novedades de Norma Editorial, Fnac ya estaba vendiéndolas.

el lado oscuro
Imagen de La Vanguardia.

En todos sitios cuecen habas

¿Y qué tiene que ver esto con Elche? Mucho. Todavía, gran cantidad de compradores ilicitanos se siguen desplazando a Alicante a comprar, a pesar de tener sus tiendas de Elche. Y es irónico, se compran ya no lo que no encuentran en su ciudad, sino lo mismo que pueden adquirir en ella. Sería una locura pensar que Elche tuviera tiendas como las de Alicante, cosa imposible: primero por la mentalidad de compra y, segundo, por ser una población demasiado pequeña para tal volumen de oferta.

Hace un tiempo ocurrió un fenómeno, el ECC Gate, del que no hablaré por no venir a cuento, pero aquello fue un ejemplo de cuando a una tienda se le hinchan las narices y empieza a hacer campaña. Los motivos no eran muy diferentes pero viene a ser lo mismo que pasa con las fechas de venta.

Precios

“Mirusté”, el tema de los precios es algo que se me acaba de ocurrir para rellenar un poco más este artículo, pues tampoco requiere de mucha retórica, pero ya que estamos metiendo el dedo en la llaga, pues vamos a meterlo bien para instruir un poco a la masa borriquera. En el tema de los cómics, por lo general los precios son todos iguales, no es leal (leal, no es que hubiera querido decir “legal” y se me ha colgado la “g”, aunque yo cambiaría algunas leyes) bajarlo porque sí. En todo caso, los descuentos por promociones y todo eso sí que valen, o cuando algún título está descatalogado, uno ya es libre de poner el precio que le dé la gana.

el lado oscuro
Imagen de RTVE. Figuritas en los salones

En el tema de las figuras, o merchan, ahí ya cada uno es más libre de jugar. Pero reventar los precios nunca ha sido una práctica sana, sobre todo en los salones de cómic o manga, donde más de una trifulca se ha armado entre tiendas por este motivo. ¿Vender algo al precio que te ha costado para qué? Huele muy, pero que muy mal. Porque además desorienta al cliente pensando que tal o cual tienda que lo tiene más caro le está engañando para enriquecerse.

Esto pasa también con muchas tiendas chinas, de esas de 500 metros cuadrados que nunca cierran y duran años mientras que las tiendas españolas no duran ni un año. Los mismos artículos que en tiendas españolas, con un PVP entre el 20% y el 50% más barato. Allá cada uno con su conciencia.

El futuro

Nadie sabe qué deparará el futuro. Solo sabemos que “poderoso caballero es don dinero”, y que si tanta alarma hay y no pasa nada, será que:

-no se puede controlar todas las tiendas de un país

-las sanciones son temporales cuando se pilla con las manos en la masa

Esta es otra de las maldiciones que tenemos que aguantar las librerías especializadas, pero no es nueva, en absoluto. Pero dada la ventaja de los grandes centros comerciales, alguna desventaja deberían darles las editoriales y distribuidoras para evitar estos abusos. Y si no, pues nada, estaremos tocando las narices lo que haga falta, que entre el pequeño comercio también hay una pequeña batalla por este mismo motivo, no creáis.

Y finalizando, sin más que decir, me bajo del estrado después de mi declaración, y vuelvo al espacio a dar una vuelta, hasta la próxima que nos veamos. Se despide vuestro

Capitán Harlock

2 comentarios sobre «El lado oscuro de una tienda de cómics (III): la competencia»

  1. La verdad es que es un abuso lo que hacen las tiendas grandes con las pequeñas y, lo peor es cuando los consumidores llegan y dicen el típico: es que en tal lado lo venden más barato, mucha ganancia le sacáis. He llegado incluso a escuchar sentencias tipo: ah, si tal tienda ha cerrado es porque no ha sabido competir con las grandes, claro, se creen que por vender a x precio cuando uno lo puede conseguir más barato, van a tener más ganancia. Y lo de los comercios chinos no sé cómo va por ahí, pero juro que en mi pueblo vende más barato el bazar de toda la vida que la tienda de los chinos. Como dices, allá cada uno con su conciencia, pero creo que todos deberíamos tener claro que si el vecino cierra eso va a repercutirnos a todos.

    1. Hola Frida, gracias por tu comentario. Esto es muy difícil, y ya no solo con las tiendas grandes, incluso con las pequeñas. Las distribuidoras también tienen lo suyo. Se sufre mucho si no quieres que te manipulen. Pero se supera y es un «oficio» muy bonito, aunque dependas de él. Pero sí, la gente es muy tonta y no se da cuenta de las trampas que hay en este mundillo, no la culpo tampoco. La semana que viene el último artículo recuperado hablará de los artículos «baratos», no te lo pierdas 😉

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: