CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

‘El Eternauta’, un clásico del cómic

Llevaba años con ‘El Eternauta’ (1957-59) en el punto de mira, y en pocos días me he leído este cómic que es un clásico en Argentina por sus connotaciones supuestamente políticas, pero que no deja de ser, principalmente, una historia de alienígenas y lucha por la supervivencia humana.

En el dibujo figura Francisco Solano López (que ilustró otras secuelas de ‘El Eternauta’ y varios títulos de ‘Ernie Pike’, personaje bélico de Oesterheld y Hugo Pratt), y en el guión Héctor Germán Oesterheld, que era escritor de ciencia ficción. Durante su vida realizó alguna secuela más de ‘El Eternauta’ pero en 1977 los militares de la dictadura argentina, cansados de su posición política, lo secuestraron y ejecutaron, así como a las cuatro hijas del escritor y sus respectivas familias, niños incluidos. Trágico destino para un genio de la ciencia ficción y un golpe bajo contra la libertad de expresión.


EL ETERNAUTA

‘El Eternauta’ presenta al propio Oesterheld una noche en su despacho recibiendo la visita de un viajero temporal que comienza a contarle una historia increíble. En Buenos Aires cae una nevada cuyos copos matan al contacto. Una familia y algunos amigos sobreviven cuando parece que todo el mundo -en BA- y en el planeta han muerto. Comienza entonces la lucha por la supervivencia cuando, poco a poco, van encontrándose supervivientes y descubren, además, que todo forma parte de un plan de invasión alienígena, contra el que no tienen nada que hacer porque los extraterrestres tienen ventaja en tecnología. Sin embargo, los personajes que se unen no pierden en momento alguno la esperanza de la victoria.

eternauta
Cuando empieza “la nevada”

Cada personaje, según he comprobado, representa un rol, pero en esta ocasión son roles muy diferentes a los que estamos acostumbrados en cierto tipo de historias de invasiones, incluso para los guiones de esas décadas cuando las películas de invasiones de serie B proliferaban como hongos cósmicos. Tenemos a Juan Salvo, el protagonista, el Eternauta que cuenta su historia a Oesterheld. Es el padre de familia, marido de Elena, padre de Martita. Este hombre, de perseverancia incansable, resulta bastante sumiso en el argumento, dejándose aconsejar y aprendiendo de los demás para poder sobrevivir. Incluso en algún momento resulta algo repelente, dada su falta de iniciativa. La única fuerza que lo moverá es volver a ver a su familia.

Después está Favalli, su mejor amigo, profesor y científico. Es la mente que mantiene a todos en pie y cuyos recursos son claves para sobrevivir y combatir al enemigo. Luego irán apareciendo más personajes que intervienen en el desarrollo de los acontecimientos sin ser notablemente significativos; como mucho Franco, un joven tornero de impulso combativo y firmes decisiones.


ATENCIÓN: DETALLES

A partir de aquí no sigas leyendo si no has leído antes ‘El Eternauta’, pues revelo datos de la historia. En el plano alienígena tenemos a diferentes especies que intervienen conjuntamente manejadas por los misteriosos “Ellos”. Estas especies, tanto de carácter animal y humanoide, sufren el control de los malvados, cuyos motivos desconocemos, lo que aporta mayor sensación de misterio y terror. Podría decirse, incluso, que no son hostiles, sino marionetas. Poco llegamos a saber de estas especies, aunque con una de ellas nuestros protagonistas lograrán interactuar más a fondo.

el-eternauta-002
Una emblemática página de la historia

Los escenarios se centran en Buenos Aires y algunos emplazamientos importantes, pero no van más allá. Sin embargo, ‘El Eternatua’ recuerda mucho a las producciones de ciencia ficción de serie B, principalmente norteamericanas, de entre las décadas de los 40 a los 70, pero va mucho más allá, puesto que nos presenta personajes trabajados, una trama bien diferente y dramática, y un final que, personalmente, deja bastante con la boca abierta, porque el giro de las últimas tres páginas resulta tremendamente inesperado, alejado de la línea de la historia diría yo.

En lugar de cómic podría considerarse casi una novela gráfica, ya que sus espesos diálogos y partes narrativas centran el peso de la lectura, con largas descripciones y constantes pensamientos del protagonista/narrador, que hace ganar calidad al relato. El dibujo de Solano López, realista y fuertemente expresivo con simples trazos de tinta, remata el guión de Oesterheld. En definitiva, un dibujo vivo lleno de dramatismo. Tenemos, pues, varios cómics en uno: el dibujo clásico con la ciencia ficción pulp de mitad del siglo XX. A pesar de que en la trama se desarrolla una parte de combates militares -me aburren, lo confieso, las historias de soldados y tiroteos-, no todo el argumento se centra en ello gracias a los giros y etapas, la acción permanente, el misterio y los acontecimientos sorprendentes.

Echad mano de un ejemplar, en tiendas o en bibliotecas. No perdáis la ocasión de leer un cómic diferente y moderno que cuenta ya con casi 60 años de vida.

Originalmente publicado en mi blog Spider Review el 10 de febrero de 2017.

oesterheld_joven
H. G. Oesterheld

BIBLIOGRAFÍA

‘El Eternauta’, de H. G. Oesterheld y F. S. López

Norma Editorial, 2ª edición marzo 2008, especial 50 aniversario

B/N, 370 páginas.

ISBN: 978-84-9847-394-0

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *