El lado oscuro de una tienda de cómics (II)

Una semana más para poner verde a / en su sitio a un poco de humor a los días otoñales recién estrenados. Esas frases que te sueltan los clientes a veces mientras estás atendiendo y que te quedas de piedra, no sabes si reír o llorar. Ellas son las protagonistas en El lado oscuro de una tienda de cómics de esta semana.

El lado oscuro de los clientes: Adaptación basada en experiencias traumorreales y socioburrológicas

Año del Señor de 2015

Podríamos repasar las frases de clientes más espeluznantes, desternillantes, alucinantes, vergonzosas, ridículas. De menor a mayor grado, por ejemplo. Sin pelos en la lengua, ahí va un listado (con sus respectivas respuestas, que por supuesto, solo aparecen en un bocadillo en forma de nube para que nadie te oiga mientras respondes otra cosa).

Maldición #2: Frases para reír o llorar

¿Qué puedo comprar con 1 euro? (Pues como no te vayas a un chino…)

¿Me lo puedes reservar? Me pasaría en dos semanas (En dos semanas ya estamos todos muertos…)

Me faltan 0,30 céntimos, ¿me lo puedo llevar? (El espíritu de Tío Gilito me invade)

¿Me haces descuento? He comprado mucho (Cuando El Corte Inglés, Fnac y toda esa chusma te haga descuento porque sí, yo también)

¡Uf! ¿Cinco euros? (se vuelve a su acompañante) ¿Nos vamos al McDonalds? (¬¬)

¿Tienes gomas para el pelo? -No señora, esto es una tienda de cómics (Aunque desearía que fuese una armería en este momento)

¿Tienes pipas? (No, pero tengo un $!!%?!&)

¡Uf, qué caro! Es que es para un regalo (Poco querrás a esa persona)

¿Cuánto valen los cómics? (¿Cuánto pagarías por ellos?)

Es muy triste, pero lo es más todavía la ristra de contestaciones, incoherencias e impertinencias que uno se puede encontrar en este ámbito laboral. ¿Para reír o para llorar? Ya depende de cada uno, o del día que le haya tocado. En el lado oscuro de la tienda no te aburres.

¿Váis a cerrar ya? (Y lo pregunta levantado la persiana estando la tienda con la mitad de luces apagadas… no, no voy a cerrar, es la hora golfa)

¿Y no te queda de otra talla/color/modelo/tamaño? (Y los tengo todos menos esos. Tendré que hacerme con la máquina cambia talla/color/modelo/tamaño… o ya podían venir los artículos con un botón de ajuste)

En internet lo he visto más barato (Pues ya sabes, a Parla…)

lado-oscuro-tiendas

¿No tienes otro? Es que este está un poco tocado (Si no lo cogieras así no se estropearía… y por cierto, esto no es una biblioteca, que una cosa es ojear algo, y otra maltratarlo de esa forma, capisce???)

lksñdjflsjdfoijqwklnfcnoiqejmeixusnw,slopidewneucfdhm,akdjquihf (Esa manía de que entren los niños con el bocadillo aceitoso, la naranja, el bollito… o esos que lo tocan todo y los padres miran para otro lado mientras los nenes tiran las cosas al suelo, golpean las vitrinas, gritan, saltan… esto NO ES UN PARQUE.)

Ante todo, humor

En fin, que lo mejor es colgarse la careta de ser feliz, sonreír y hacer como que pasas página, coger ese peluche de Pokémon tan mono que parece un conejito, meterte en la trastienda y golpear al peluchito como un punching-ball. Si las paredes de la tienda hablaran, se caerían a pedazos. De todo esto y más es uno testigo tooodos los santos días del calendario laboral y mucha paciencia hay que tener para entender que solo son eso: frases, tópicos, coletillas. Que en realidad no tiene importancia. Ninguna importancia. Tan poca importancia como que Hacienda no me perdona un céntimo.

Está muy claro que según el punto de vista desde el que se vive esto podemos cambiar el hecho de cómo nos tomamos este día a día. Cuando estás detrás del mostrador todo el panorama cambia. Absolutamente.

Uf, se me va el tiempo volando, y me quedo sin ideas. Ya nos vemos otra semana en el lado oscuro de una tienda de cómics. Hasta entonces, me piro con mi nave. Saludos del

Capitán Harlock

2 comentarios sobre «El lado oscuro de una tienda de cómics (II)»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: