‘El niño gusano’. Hideshi Hino (2004)

Reseña de El niño gusano, una obrita manga que se lee en media hora si acaso. Una fuerte apuesta que mantiene en suspenso para desembocar en un final que hace caer la adrenalina acumulada.

Lo que se tarda en leer El niño gusano

Incluyo en el apartado MicroVersus los comentarios a este manga, pues le viene que ni pintado. Lo que tardas en leer El niño gusano es el tiempo en ir y volver a hacer una compra de última hora. Es la primera aproximación al autor, para mí desconocido en su faceta mangaka; no así en la de director, pues ha dirigido alguna entrega de la saga Guinea Pig, una serie de películas ya no gore, sino realmente repulsivas a la vez que atrayentes.

Así que no seré juez y verdugo por esta primera obra que leo de Hideshi. En realidad se disfruta. Viñetas grandes, dibujos enormes, diálogos breves y casi inexistentes… De lo que sí puede enorgullecerse el autor es de explorar el miedo interior de los personajes, así como describir su entorno. Este manga tiene un tono tan macabro y triste como La Metamorfosis de Kafka, novela a la que me ha recordado en gran parte.

Hideshi-Hino-Niño-gusano-555x710Sampei Hinomoto

El pequeño Sampei vive con sus padres y sus dos hermanos mayores. Es muy rarito. Le gusta estar solo con sus animales y coleccionar cosas extravagantes pero su mundo interior está enriquecido con fantasías y bondad. No así la actitud de su propia familia, que le trata como un apestado. Un día a Sampei le pica un gusano extraño y su cuerpo empieza a cambiar hasta convertirse en un espécimen igual al que le pica.

La pesadilla que se arrastra

A partir de aquí comienza la pesadilla y el horror para el niño, que se ve forzado a aceptar su nuevo estado. Quizá no haya sido tan mala idea, pues parece que ahora ha logrado ser feliz con lo que necesitaba: soledad y paz. Su familia hará lo posible para deshacerse de él y Sampei lidiará con terribles situaciones que irán haciendo mella en él como un veneno hasta que su mente, tal como lo hizo su cuerpo, cambie por completo.

Ahora bien, si he disfrutado de la historia es porque la trama y el niño bicho levantan el suspense y el horror, despiertan interés gracias a sus, digamos, dibujos y estilo sencillo tanto como retorcido. Lo malo es que cuando llega el final, queda todo en blanco, en nada. Un final, reconozco, insulso, poco que ver con las situaciones desencadenadas. Quiero pensar que en el último momento la humanidad de Sampei prevalece sobre la animal y toma una determinación adulta, poco creíble para un niño. Pero claro… ¡ya no es un niño! ¿O sí?

Creo percibir la metáfora de esos seres que viven al margen de lo correcto en la sociedad, y ya desde niños son lanzados al miedo y al odio por ser «diferentes», hasta que el destino los encauza a su propio mundo.

nino gusanoEl niño gusano. Hideshi Hino (2004).

Ediciones La Cúpula, colección Manga Terror.

4ª Edición, mayo 2018.

Traducción: Ismael Funes Aguilera.

Tapa blanda con solapas. B/N, 212 páginas.

ISBN: 9788478339907

2 comentarios sobre «‘El niño gusano’. Hideshi Hino (2004)»

  1. Da un poquillo de miedo la imagen que lo ilustra. No me quiero ni imaginar lo que será leerlo, por lo que cuentas de él suena a algo impactante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: