CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

Entrevista a Amparo Montejano [El Día del Tentáculo 2019]

Con motivo del nuevo evento “El Día del Tentáculo”, del que hace unos días publiqué una entrada con la información relativa, he llamado a Amparo Montejano, quien coordina esta celebración enmarcada en la literatura de género para reivindicar, mostrar y exponer su importancia cultural; además de ser una de las responsables de Círculo de Lovecraft y la revista del mismo nombre.

Profundamente arraigada en Amparo la literatura de horror y terror, nos habla de primera mano de “El Día del Tentáculo”, de su inmersión en el universo literario y vivencias. Toda una conversación enriquecedora para el público de esta añeja biblioteca y para un servidor. Amparo, entre las ocupaciones vacacionales y laborales, ha encontrado un hueco que no solo va dirigido a mí, sino a todos vosotros, que estáis leyendo ahora y que vais a acompañarnos el 28 de septiembre en este evento único que será “El Día del Tentáculo”.

La Biblioteca de los Malditos. ¿Qué vacío viene a cubrir “El Día del Tentáculo”? Porque, en mi opinión, hacía falta algo así.

Amparo Montejano.El Día del Tentáculo” supone una exaltación de la literatura de género no realista; es decir, un intento por enardecer esa clase de literatura que —al menos en España— no viene a ser tenida en cuenta como modelo o axioma/referente cultural; ese tipo de literatura a la que nuestros hijos no van a poder acceder en los centros educativos, y cuya filosofía anímica o estructural, no va a recalar en las mentes de los lectores formativos (salvo en aquellos que la busquen como tal), por ser considerada, por los núcleos de poder socio-cultural, como un remanente de humanismo: anárquica, reaccionaria y propio del Trash art.

bannerdiatentaculo


Pues bien, partiendo de esa premisa, y pese al hecho notorio de que en España existen otros grandes eventos literarios de género, como lo son el Celsius 232 o la Hispacon, nosotros queríamos establecer, con “El Día del Tentáculo”, una jornada de júbilo literario, algo dinámico y divertido, en donde no sólo se pueda aprender de grandes expertos —de los respectivos géneros fantásticos—, sino también, consumar una interrelación entre escritores/lectores, lectores/editores que, otras muchas veces, y por falta de tiempo o recursos, no puede llegar a establecerse.

Nuestro lema reside en hallar en esta literatura (mal llamada underground, el proscenio idóneo para que la cultura se haga asequible, adaptable y divertida… Crear un ambiente en el que lo instructivo y lo lúdico se entrelacen (charlas, podcast, concursos, juegos de rol, etc…), y en el que visibilizar a las editoriales de género españolas (que tanto y tan bien están trabajando por la cultura), a los autores (noveles o consagrados), a los lectores (cada vez más numerosos, cada vez más exigentes); visibilizar también a las plataformas culturales (físicas o digitales), las webs, los podcasts, los blogs… que tanto luchan por dar a conocer los increíbles trabajos de autores como Lovecraft, Hodgson, Philip K. Dick, M. R. James, Bradbury… y un largo etcétera, y por amplificar el panorama cultural/literario de este nuestro país, que hace poco que acaba de abrir sus portezuelas al mundo onírico de los géneros no realistas.


LBDLM. Estamos viendo en las redes que estáis tirando la casa por la ventana con actividades y muchos invitados. ¿Cómo está siendo la respuesta de los colaboradores?

AM. La respuesta es: ¡abrumadoramente satisfactoria!… Verás, no puedes imaginarte lo felices que somos al saber que este nuestro proyecto (ahora, también el de todos aquellos que nos siguen) gusta a tanta gente. Gente que nos escribe deseando aportar, participar… Y junto a la satisfacción, y no te mentiré, nos embarga —también— un sentimiento de exacerbada responsabilidad para con todos vosotros, al considerar que tenemos el deber…, el compromiso de hacer que “El Día del Tentáculo” salga venturoso hacia adelante, y que cumpla con las altas expectativas que habéis depositado en todos y cada uno de nosotros.

Este es un intento por enardecer esa clase de literatura que —al menos en España— no se tiene en cuenta como referente cultural y a la que nuestros hijos no van a poder acceder en los centros educativos por ser considerada, por los núcleos de poder socio-cultural, como un remanente de humanismo: anárquica, reaccionaria y propio del Trash art.


LBDLM. ¿Tenéis mucha demanda de participación?

AM. Aunque suene a tópico… ¡mucha! Y nos sentimos inmensamente dichosos por ello, aunque, bien es cierto que atesoramos en nuestros corazones un pequeño resquemor: el inevitable cuando sabes que hay editoriales, autores y ponentes que, por cuestiones de tiempo y de logística, no van a poder estar —presencialmente— ese día con nosotros.

No obstante, nuestras expectativas se crecen ante la esperanza de que este evento, “El Día del Tentáculo”, se convierta y se solidifique como un acontecimiento literario más del panorama cultural español, y que, en sucesivas ediciones, podamos contar con más recursos que nos permitan disponer de más y mejores medios, con los que, a día de hoy —y por desgracia— no contamos.

ilustrdanieleserra
Ilustración de Daniele Serra

LBDLM. Todos tenemos muchos autores favoritos, no solo de terror y horror. Pero, entre tú y yo… ¿qué tiene Lovecraft que no tengan los demás?

AM. ¡Buff!! (jeje…), ahí me pillas, Marcos, porque mi predilección por El Soñador de Providence va mucho más allá de lo que en apariencia pueda resultar explicable. Verás, yo he conocido a Lovecraft tardíamente. Aunque es cierto que siendo muy niña me maravillaban las cuartillas desgajadas y sueltas de los libros de mi padre, a través de las que conseguía evadirme, desde una cotidianidad complicada, hacia las insólitas realidades narradas por avezados marinos, estudiosos o soldados (temerosos y enajenados), que mostraban sus horrísonos encuentros con criaturas abisales o extra-dimensionales; o bien, por las que confluía en la órbita de seres deformes que anidaban en lóbregos castillos y que desconocían —o desdeñaban para con los demás— su aberrante corporeidad; o bien, con las que conseguía juguetear acompañada por los mininos de brumosas urbes oníricas, en las que eran convocados a alzarse contra los desmanes y la perversidad del alma humana… pero, desconocía que estos textos, que estos cuentos profundos y maravillosos, pertenecieran a uno de los escritores más grandes e innovadores de la literatura del siglo XX, y que tanto ha influido en nuestra concepción filosófica del mundo actual, de la ciencia, de —a grandes rasgos— la cultura que nos embalsa y, por supuesto, del incontestable universo.

Algunos me dicen que su prosa es intrincada, difícil, y, a veces, hasta tediosa, pero yo encuentro en ese manierismo de grafemas una naturalizada concepción de su individualismo (exacerbado), y un revestimiento gramatical que lo aísla de aquello que no quería compartir: sus miedos, sus anhelos y afanes. En definitiva, su alma romántica y sentimentalmente exultante (de caballero).

Yo, encuentro en ella mis respuestas; en sus personajes (difusos, oscuros y de matices poliédricos), ánimas a la caza de un pasado remoto y forzosos habitantes de un presente lóbrego e inconformista (ante un desalentador futuro). Yo, admiro al Maestro, y su lectura, me aquieta…

Creo —en mi humilde opinión— que Howard Phillips Lovecraft supo reflejar a la perfección (como ningún otro autor antes que él, con excepción quizás de William H. Hodgson) esa visión de una humanidad agonizante, de una humanidad que se extingue mientras cabecea dentro de su concepción del mundo (materialista y práctica); esa percepción de un humanitarismo egocéntrico y narcisista, que no resulta ser más que el producto de un desliz dentro de los planes universales del Cosmos.

Él, como nadie, buscó más allá y nos condujo más allá, guiando nuestra mirada marchita, hacia las estrellas.

ilust-danieleserra
Ilustración de Daniele Serra

LBDLM. Cuéntanos un poco tu periplo en el Horror Cósmico y la literatura en general.

AM. Pues, un poco a colación de lo anterior, mi incursión en el Horror Cósmico es la secuela de esa paradoja temporal (leía, de niña, relatos de Horror Cósmico sin llegar a ser consciente de su autoría y, aún menos, sin cerciorarme de la simbología que esta clase de cuentos encerraba). Aunque, tal cual lo hizo Lovecraft (a la temprana edad de 3 o 4 años), arranqué en el mundo de las letras sirviéndome de la Lírica (me parecía la manera más sobresaliente de conformar los sentimientos que alberga el alma); es decir, con 6 o 7 añitos, me dedicaba a hacer odas a la Muerte, a lo efímero de la vanidad humana y al sempiterno y taimado Tempo. Después, me centré en el esperpéntico universo que me aportaron dos pequeñas y satíricas novelas costumbristas de mi autoría (muy berlanguianas), y también —y me resulta curioso, al echar la vista atrás— recalé en la literatura infantil con un par de cuentos; no obstante, el poso oscuro y doloso de los relatos de terror —leídos en la infancia—, irremisiblemente era expelido por entre las líneas para niños, sin capacidad o posibilidad (por mi parte) de darle esquinazo. Así que, decidí hacer caso al gran poeta Whitman cuando decía aquello de: […] no podemos remar en contra de nosotros mismos, porque eso transforma la vida en un infierno. […], y centrarme (ahora sí que con conocimiento pleno) en los relatos de Lovecraft, R. Bloch, A. Machen, Ann Radcliffe, H. Hesse, Guy de Maupassant, Henry James, Virginia Woolf…; en los poemas de Clark Ashton Smith, Poe o Tim Burton…, para decantarme así por una literatura de género enmarcada en lo ominoso y onírico, en lo brumoso y macabro…, o en la desangelada psique humana (demoledora e inusitada) que tantas sorpresas puede llegar a proporcionarnos.

ilustraciondanieleserra
Ilustración de Daniele Serra

De los grandes Maestros del Terror adopté mi amor por el relato, por la composición corta; por el hijo sobrante de una literatura expansiva que viene a asumir la errónea concepción de que, y en términos generales, lo “extenso” es un homólogo de “linaje”, calidad y garantía de éxito. Y pese a saber bien que el género (que no subgénero) del relato, en nuestro país, aún cabalga a lomos de una indecisa complacencia, no puedo dejar de caer en él, porque, ¡tiene tanta Maravilla!: en un espacio reducido se concentra su esencia, su acción dramática, su insano e inhóspito letargo narrativo, y ahí está la maestría del escritor, que lo adopta como vehículo de emociones que buscan satisfacer la avidez de un lector, hambriento por tremolar. Así pues, por todas estas razones y otras más (que me reservo), decidí volcarme —fundamentalmente— en el relato de terror, y aunque también escribo CF, y algo de fantasía, debo reconocer que no puedo (ni quiero) escapar de las garras oníricas de lo weird y lo funesto, de lo atractivo que me resulta lo ominosamente turbio.

Algunos me dicen que la prosa de Lovecraft es intrincada, difícil, y, a veces, hasta tediosa, pero yo encuentro en ese manierismo de grafemas una naturalizada concepción de su individualismo y un revestimiento gramatical que lo aísla de aquello que no quería compartir: sus miedos, sus anhelos y afanes.


LBDLM. Como buena fan, estás inmersa en la revista Círculo de Lovecraft. ¿Cómo fue su creación y puesta en marcha?

AM. Pues verás, su creación —como tal— se debe a un colapso de insólitas desdichas, porque cuando nuestra web arrancó (el 1 de septiembre del 2016), alguno de los grupos lovecraftianos —de Facebook— con los que compartíamos nombre y un cierto gusto literario, nos aceptaron de muy mala gana: éramos los molestos moradores que veníamos a quitarles seguidores y a hacer acopio de sus ideas lovecraftianas (que consideraban como propias). Y fue en parte por esto, y en parte porque no queríamos que nuestra plataforma se configurase como un cajón desastre más (en el que poder encontrarte de casi todo), por lo que decidimos redirigir nuestro camino hacia el universo literario, hacia aquel en el que nuestro mentor anhelaba —y que consiguió, aunque póstumamente— hacerse un hueco, deslumbrar con su nombre y tener su sitio.

Y así, centrándonos en Lovecraft y su Círculo Primigenio, decidimos recalar e imitar (salvando, evidentemente, las indiscutibles distancias) a los magazines pulp en los que nuestro Maestro publicaba (Weird Tales, Argosy…), decidiendo sacar adelante una revista digital, sustentada —prácticamente en su totalidad— por relatos. Una revista que, siguiendo la estela de otras revistas (muchas y muy grandes) fuese de descarga gratuita, y que se nutriese de una nueva raza de escritores —de habla hispana— que la edificasen como un propósito tangible y personal (que no como una mera sombra óptica). Y, ¡lo conseguimos!

circulo1
Revista Círculo de Lovecraft #1

Desde un Nº. I (algo caótico y escueto), hasta la última de nuestras joyitas: un Nº. XIII dedicado a nuestro maestro Lovecraft; ahormado con las maravillosas aportaciones de grandes escritores (tal cual se hace siempre), artículos, ensayos… que vienen a pivotar en torno a la figura de Lovecraft y de su creación literaria más preciada: el Horror Cósmico.

La salvedad: que con este Nº. XIII hemos conseguido superar la distancia que nos separaba de las ediciones físicas, gracias a la producción desinteresada de la increíble y magnánima Asociación Cultural HeroikUna asociación que nos ha permitido ver materializado un sueño que se nos mostraba como inalcanzable.

Este Nº. XIII (cuyos beneficios van destinados a solventar sus costes productivos) se encuentra en preventa por suscripción (por tan sólo 12,00 euros) en el siguiente correo: elpoderdeunnombre@gmail.com, y también se podrá adquirir en el stand habilitado para la Asociación Cultural Heroik, dentro del evento de “El Día del Tentáculo”. Y allí, este 28 de septiembre, este Rara Avis se presentará en sociedad como un logro más, como un triunfo que es de todos los que conforman este nuestro Círculo de Lovecraft.

circulolovecraft13
Portada del número #13 de Círculo de Lovecraft, más especial que nunca.

¿Nuestras aspiraciones para con la revista que editamos? Pues que este número físico pudiera repetirse; que no fuera una excepción a la norma o un salto aislado en el camino que decidimos emprender hace ya tres años.

¿Qué necesitaríamos para ello? Tenemos ideas, grandes colaboradores (que ya son amigos), pero precisamos de mecenas que gusten de producirla y distribuirla, para que la Revista Círculo de Lovecraft se transforme en una revista de género más, que pudiese ser adquirida en librerías, tiendas especializadas, etc…


LBDLM. Os deseamos mucho éxito en el Día del Tentáculo. Yo estaré presente para cubrir la noticia y disfrutar de ese día que, espero, no sea el último de la humanidad. ¿Habrá alguna sorpresa que os estéis guardando?

AM. Estaremos más que felices de recibirte, Marcos, a ti y a todos los que deseen pasar este 28 de septiembre con nosotros; más que convencida de que será una jornada asombrosa y única, y en la que disfrutaremos al son de los acordes literarios que marcará la excelsa sinfonía que compondrán editores, autores, lectores, roleros y, en general, todos los aficionados y amantes del género especulativo que se animen a visitarnos. Y sé, que todos ellos, junto con los integrantes y organizadores de este “Día del Tentáculo”: NGC 3660, Noviembre Nocturno, 2Cabezas, Coloquio de Polillas, Ovter Gods, Nueva Sangre Rolera, NOSOLORoL, GENERACIÓN X y nuestra propia plataforma, Círculo de Lovecraft, haremos de esta jornada un hito tentacular que gustará de repetirse (eso esperamos y anhelamos, de todo corazón).

Y, ¡claro!, ¡claro que hay más sorpresas preparadas para ese día!, pero… me las voy a reservar (jeje), porque, ¿qué sería de la magia si su artífice desvelara la totalidad de sus trucos?


Desde esta Biblioteca de los Malditos, le mando un abrazo y mi agradecimiento a Amparo, nuevamente, por su tiempo, esperando que llege ese 28 de septiembre para vernos, todos, en la Fundación Carlos de Amberes, C/Claudio Coello 99, en Madrid, a partir de las 10h de la mañana. ¡Os esperamos!


amparomontejanoBIO. AMPARO MONTEJANO

Escritora de terror y ciencia ficción, nacida en el año 1975 en Castilla-La Mancha. Cursó estudios de Arte y Educación Infantil. Tras dedicarse al costumbrismo, encontró en el revés del espejo de la literatura de género—sobre todo de terror—el lienzo idóneo para expresar, a través de relatos y novelas cortas, lo más aciago y lóbrego inmerso dentro de la cotidianidad; una cotidianidad que encierra para la autora, el verdadero germen del terror. Además, desde septiembre del 2016, ostenta exitosamente el cargo de directora de la plataforma web Círculo de Lovecraft destinada a la difusión gratuita y activa de la literatura de género. Es, igualmente, directora de la revista de descarga gratuita Círculo de Lovecraft. A su vez, colabora en el periódico digital El Magacín.

Es coordinadora y autora en la antología I am Providence, homenaje a H.P. Lovecraft, editada por Círculo de Lovecraft, cuyo relato El retorno de la bruja ha sido radioficcionado por el programa de podcast Noviembre Nocturno.

Algunos relatos suyos como El fútil vuelo del colibrí, A las ricas golosinas, Narcosis de un chiflado, Ardiendo a 113o Fahrenheit, Y la muerte los seguía, Una historia cósmica o el poema de horror Tambores, han sido publicados en revistas de género como Insomnia (Revista especializada en el universo de Stephen King), Penumbria, Revista Aeternum (Edición Peluches Malditos), NGC 3660 y Nictofilia.

Ha colaborado en las antologías Eliza, que ya no está y 14 relatos más de fantasmas (Grupo Amanecer editorial) con el cuento Tienes ojos y no los ves, y en Monstruosas (Tinta Púrpura Ediciones) con La envainadora de carne.

Finalista en el II Premio Ripley con el relato El monstruo de las galletas.


 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *