CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

Entrevista a Gabriel Bermúdez Castillo por ‘La Biblioteca de los Malditos’

A estas alturas no hace falta presentar a nuestro español Gabriel Bermúdez, de quien seguimos hace tiempo su trayectoria en el marco de la ciencia ficción española actual -pero que lleva mucho, mucho tiempo en ello-. Inagotable, continúa produciendo e ideando historias que se amontonan en ese cajón de sastre que es su inquieta mente.

Por esta razón, desde La Biblioteca de los Malditos he querido refrescar su situación y, además, ahondar en su visión de la ciencia ficción actual, ahora que están tan en auge las producciones y best-sellers extranjeros, adaptaciones a serie de TV -‘The Expanse’, ‘Altered Carbon’-.

Gabriel se confiesa seguidor de ‘El Ministerio del Tiempo’, sigue al pie del cañón en este duro universo que es el escritor de ciencia ficción en España, pero rezuma mucha energía positiva en cuanto a opinar se trata. Y a pesar de no poder entrevistarle de tú a tú, nos presenta un panorama comparativo personal entre el ayer y el hoy de la producción española de este género que bien vale la pena explorar y recapacitar.

Ahora, detengámonos en la entrevista para leer qué nos tiene que decir Gabriel sobre este tema y algunos aspectos de su obra.


La Biblioteca de los Malditos. ¿Considera que aún le queda mucho por escribir?

Gabriel Bermúdez. No sé que contestar . Un accidente y una operación quirúrgica en la mano derecha me han tenido durante mas de un año totalmente imposibilitado para escribir. Aún no estoy recuperado del todo. Pero a pesar de las enormes dificultades en publicar nada, sí que tengo muchas ganas de seguir escribiendo.

LBDLM. ¿Cree que se ha valorado en su justa medida su obra en España?

GB. Más bien diría que no. Pero no a mí solo, sino a todos los españoles que escribimos e intentamos publicar relatos e historias de ciencia ficción. Es un género un poco muy menospreciado, y además hay muchas camarillas y divisiones en el fandom.

LBDLM. He contado sobre trece novelas publicadas, aparte de los relatos. ¿Está satisfecho con el resultado de todas ellas?

GB. Eso sí que sí. En general han tenido buena aceptación, unas mas que otras, desde luego. Pero para mí ya es satisfacción suficiente el que hayan sido publicadas.

Premios Ignotus AEFCFT
Premio Ignotus. Foto de La Espada en la Tinta. Gabriel Bermúdez recibió este premio en 2002 por su obra ‘Demonios en el cielo’

LBDLM. Hace unos años habló de una novela con el título provisional ‘El dios que nació en Madrid’. ¿Todavía está pendiente de ser publicada o ya lo ha hecho bajo otro título?

GB. Ni una cosa ni otra. El accidente y operaciones quirúrgicas varias a que me referí anteriormente me han impedido hasta corregirla. Conserva ese título porque me parece mejor que los que le puse anteriormente; de manera que es en verdad un título definitivo… Pero tal como está ni siquiera puedo presentarla a una editorial.

LBDLM. Existe una continuación de ‘El Señor de la Rueda’ que ha publicado para su difusión libre por internet, sin mediar editorial, bajo el título ‘Antes de la partida’. ¿Qué le ha impulsado a ello?

GB. Fundamentalmente, dos razones. La primera ayudar en lo posible a la editorial Epicismo por la publicación de ‘El señor de la rueda’ (novela) y ‘El señor de la rueda’ (juego de rol). La segunda, porque siempre me había parecido que no quedaba demasiado justificada y explicada la partida de los torreones (astronaves) con las damas, caballeros y mecanoservi  dentro hacia los espacios infinitos esos. Desde luego me causó una gran satisfacción el escribir ‘Antes de la partida’ (El capítulo que nunca se escribió) y me agradaría mucho que, si hay alguna edición posterior de la obra, se incluyese ese capítulo que, por ahora puede ser publicado libremente por quien lo desee, aunque citando su origen.  Naturalmente, si esa edición se produce, esa autorización para publicar el capítulo que nunca se escribió, gratuitamente, desaparecería de inmediato. A fe del Rey Arturo que así será (véase pagina 88 del juego de rol donde la editorial me ha colocado a mí, con gafas y corona encarnando a tal personaje).

LBDLM. Ya vimos cómo se iniciaba en el género de terror en ‘La casa de la vaguada’ con buenos resultados. ¿Va a probar nuevas historias de terror o de otros géneros que no sean ciencia ficción?

GB. Pues vale, pues sí. Realmente tengo escritas tres más dentro del mismo condicionamiento: ‘La casa de los sueños’ (El extraño caso de David Duarte), ‘La casa desencantada’, y ‘La casa de las arenas’. Y tengo unas cuantas mas pensadas, pero que el accidente tantas veces mencionado me ha impedido llevar a buen puerto.

LBDLM. ¿Ha vuelto a soñar alguna historia completa que esté esperando su turno para ser escrita?

GB. He vuelto a soñar historias, novelas y escenas o capítulos, pero ya ni me molesto en decir cuáles son. ¿Qué importancia tiene eso? ¿No hacen lo mismo los demás escritores?  ¿O es que pensar en una novela, crear escenas, personajes y vicisitudes no es como soñar despierto?

LBDLM. ¿Qué proyectos tiene en estos momentos?

GB. Restablecerme, volver a escribir y seguir mendigando que me publiquen lo escrito.

LBDLM. Hay muchos títulos y autores de ciencia ficción españoles que todavía permanecen olvidados o desconocidos para la inmensa mayoría, como Enrique Gaspar y Rimbau con su primordial máquina del tiempo ‘El Anacronópete’ y otros nombres como Jesús de Aragón o Pascual Enguídanos con su Saga de los Aznar (los dos últimos todavía no he leído pero que me consta que tienen bastante peso en el escenario de la ciencia ficción española). ¿Por qué cree que en España no se consumen o se olvidan a nuestros autores?

GB. Pues por eso, porque son escritores de ciencia ficción y además porque tienen un nombre español.  Si escribieran ciencia ficción y tuvieran un nombre anglosajón sonoro, tendrían más éxito.  Si escribieran novelas de realismo crudo, que sucedieran en la Barcelona de la posguerra, o en  los terribles parajes de las Batuecas, también lo tendrían aún con un nombre español. Pero las dos condiciones, español y ciencia ficción, son como los dos cromosomas negativos de la hemofilia: impiden el nacimiento de la novela (que es femenina).

LBDLM. Porque esta ciencia ficción es tan buena como la de cualquier otra nacionalidad…

GB. Y muchas veces, mejor, porque está más depurada y con más tiempo para meditarla.

AlteredCarbon-FINAL-670x410
Altered Carbon, otra producción de Netflix sobre la novela de Richard K. Morgan. La ci-fi extranjera mueve masas en España.

LBDLM. Mucha gente piensa que la ciencia ficción son solo naves espaciales, extraterrestres y tecnología increíble; sabemos que eso no es así. ¿Qué es para usted la ciencia ficción?

GB. Primero, una vacuna para  el futuro. El que gusta de leer ciencia ficción no se extraña de los progresos de la ciencia y trata de comprenderlos; incluso los busca en las noticias escritas o habladas. Y segundo la forma de esbozar situaciones y problemas que actualmente no puedan darse, plantearse ni pensarse siquiera. Por ejemplo ¿Qué pasaría si de pronto se descubriese algo que permitiese a los seres humanos ser inmunes a todas las enfermedades  y vivir quinientos años? ¿Cómo cambiaría eso la sociedad?

LBDLM. ¿Qué anécdota significativa podría contarnos acerca de la redacción de alguna de sus novelas?

GB. En este momento recuerdo un suceso que se debió a mi santa inocencia como escritor. Terminada mi novela ‘La piel del infinito’ (1978), con una vetusta máquina de escribir de aquella época (no había ordenadores) la envié a una editorial (no recuerdo cual) pero lo hice con la única copia que tenía, no ocurriéndoseme guardar una al menos para mi. La editorial se ocupó cuidadosamente de perderla y ni siquiera contestó a mis peticiones de devolución. Menos mal que conservaba todas las notas, por lo que me vi obligado a escribirla por segunda vez, aunque no puedo decir si esta segunada versión fue mejor o peor que la primera. Y esta vez sí que conservé copia.

Puedo contarte otra. Cuando presenté mi novela ‘El visitante de las estrellas’ a Ediciones Acervo, resultó que el lector era Domingo Santos (Pedro Domingo Mutiñó) al cual le ólo suficiente como para recomendar su publicación. Pero aparte de algunas pequeñas correcciones, lo que no le gustó fue el título, y me dijo que era mejor cambiarlo. Me devané los sesos buscando otro, pero no lo encontré. Un día, Pedro me llamó por telefono para decirme que ya había encontrado uno. Y ese título fue ‘Viaje a un planeta Wu-Wei’. Con él se publicó, lo cual agradecí y agradezco aún a la editorial, y además, aquello fue el comienzo de una gran amistad.

Si quieres otra mas…. Cuando terminé mi novela ‘Salud mortal’ y ya estaba aceptada por Ediciones Miraguano para su publicación, pensé que una revisión técnica no le haría ningun daño, aunque había estudiado lo suficiente y tomado todas las precauciones necesarias como para que no se deslizase ningún error. Se lo solicité a mi amigo el doctor D. Ángel Ortega (q.e.p.d), al cual pedí que indicase si había algun error médico de bulto. No lo había, pero tomó la labor con tal interés y dedicación que además de leerla, acabó corrigiéndome las repeticiones de palabras, los acentos, la puntuación y los fallos ortográficos (de ordenador, yo no cometo faltas de ortografía). Desde luego se lo agradecí mucho.

LBDLM. Le sorprenderá, pero confieso que todavía guardo el cartel de ‘Espíritus de Marte’ que trajeron a mi tienda en 2012 para anunciar la presentación del libro.

GB. Me agrada saberlo y además, me satisface mucho que conserves ese recuerdo mío; de la misma manera que no he olvidado que asististe a la presentación de dicha novela.

LBDLM. ¿En algún momento ha pensado cómo serían sus novelas si fueran adaptadas a serie de TV o cine?

GB. Pues todo depende de la adaptación. Hay algunas que deberían constituir un delito. Y hay otras que son una maravilla… ¡Ah, ese prodigioso y admirable ‘Ministerio del Tiempo’! ¡Como me gustaría escribir uno de los episodios!


Estoy muy agradecido por la disponibilidad que siempre tiene Gabriel a la hora de hablar y ofrecer su preciado tiempo. Ahora nos toca a nosotros repensar las expectativas de la ciencia ficción española en su propio país de origen, en esta nuestra España cada vez más invadida por títulos extranjeros -confieso ser también consumidor de ciencia ficción de otros países, pero la española ocupa su lugar, y estoy orgulloso de ella-.

Por otra parte, existe un plano aún muy desconocido de autores noveles poco distribuidos, y no solo hablo de clásicos y antiguos, sino de actuales. No hay más que darse una vuelta por los stands de las ferias del libro, las ediciones de Hispacon -que es, de momento, el más fuerte impulsor del género en nuestro país- que reúnen numerosos autores y editoriales pequeñas y de gran calidad.

No sabemos lo que tenemos, y esta entrevista a Gabriel es un testimonio claro de quién ha luchado y generado cambios en España con sus obras,  y de lo que somos capaces de hacer. Todavía me queda, personalmente, mucho que recorrer en este aspecto. Y atentos que próximamente publicaré mis comentarios sobre dos obras más de Gabriel. Por el momento, agradecer al autor su atención tan cordial para esta entrevista que ha resultado ser una entrevista muy wu-wei. Al menos para mí.

Elche-Madrid, abril de 2018.

Entrevista por Marcos A. Palacios, La Biblioteca de los Malditos.

TELETODO  TELEVISION  SERIE  El Ministerio del Tiempo FOTO Tamara Arranz
‘El Ministerio del Tiempo’, la serie fantástica española de más éxito y de la que Gabriel se confiesa admirador.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *