CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

‘Julia, aventuras de una criminóloga’. El cómic detectivesco. Linea Bonelli III

De entre las geniales obras que publica la editorial de Sergio Bonelli en Italia, y en España gracias a Aleta Ediciones, nos llega “Julia, Aventruas de una criminóloga”. Julia Kendall, una hermosa criminóloga cuyo instinto sobrepasa al más hábil detective, vive sola en su casa de Garden City, una ciudad imaginaria situada en Nueva Jersey (USA). Junto a ella su gato Toni, de raza Persa, muy mimoso; y la divertida y entrañable asistenta Emily Jones, siempre cantando y alegrando la casa, mantiene una relación casi maternal con Julia, a quien le habla de vez en cuando de su familia.

La primera impresión que nos llevamos al abrir los cómics de Julia, es su asombroso parecido a Audrey Hepburn, actriz favorita de Giancarlo Berardi, guionista y creador de la joven criminóloga. Quizá sea éste el aspecto que otorga a las historias de “Julia” un aire clásico al estilo del cine negro. Otra similitud con la realidad la encontramos en su asistenta Emily, cuyo rostro nos recuerda al de la actriz Whoopi Goldberg. Emily es tan osada y alegre como Whoopi, siempre sonriendo y atareada, preocupada por la salud y la soltería de su jefa.


Cuando Julia se lanza sobre una pista, su mente especializada en psicología criminal la sumerge en la personalidad del asesino, sigue sus pasos, piensa como él y no deja cabo suelto alguno. Junto a Kendall se mueven otros personajes decisivos para las tramas de cada caso, como Alan J. Webb, teniente del departamento de Policía de Garden City, con quien Kendall tiene una relación de tira y afloja; “Big” Ben Irving, sargento compañero de Webb, y Leonard “Leo” Baxter, detective privado que siente debilidad fraternal por Julia y a quien Webb no puede ver ni en pintura. Hay que tener muy en cuenta que estos personajes también tienen su físico basado en personalidades famosas del cine.

No queremos contar todo en este artículo, es mejor que descubráis los encantos de Julia Kendall y su atrayente inteligencia para dar caza a los criminales que acechan no solo a los ciudadanos de Garden City, sino a ella misma y sus compañeros de investigación.

Como si de una película se tratara, “Julia, Aventuras de una Criminóloga” recrea el cine policíaco más auténtico profundizando en los propios personajes, así como en los secundarios, sin dejar un ápice de sus vidas al azar. El lector podrá comprobar por sí mismo de qué manera, al tiempo que las viñetas muestran el interior de los protagonistas, Julia Kendall los va analizando.


No olvidemos los momentos en que los protagonistas tienen algo que contarnos, nos sumen en sus pensamientos, y el cómic se torna una novela gráfica, recurso muy acertado para este tipo de género. En el caso de Julia, a través de su diario. En cuanto a extensión, cada capítulo de “Julia” consta de 128 páginas, en contra de la costumbre en Bonelli, que es publicar álbumes de 96 páginas. Esto es debido a la decisión de su autor, Berardi, quien lo justifica por la necesidad de poder dar forma más fácilmente a las historias.

Así pues, “Julia, Aventuras de una Criminóloga”, se presenta como un cómic de investigación y acción de ritmo narrativo mesurado pero justo, con el grado exacto de emoción para dotar sus historias de lo que buscan los lectores afines al género. “Julia” ha sobrevivido desde 1998, año de su primera publicación, y cuenta hoy en día con casi 200 álbumes (fummettos) publicados, y varios especiales. Se ha utilizado la imagen de Julia Kendall para campañas de sensibilización contra la violencia hacia las mujeres, dada la fortaleza y firmeza de su carácter.

Kendall conduce un Morgan 4/4, que la mayoría de las veces tiene que dejar en el taller. Otro toque al cine negro clásico y una razón más para apreciar los gustos de Julia y de este cómic que no os dejará indiferentes por su carga artística y cultural. No hay que olvidar que al leer las historias de “Julia”, dado su aproximamiento al cine clásico americano y a la figura de Audrey Hepburn, muchos fans nos encontramos con similitudes a dos películas míticas e involidables; estamos hablando de:

“Sola en la Oscuridad” ,1967. Susy es una joven ciega que vive sola. Un día irrumpen unos traficantes de droga buscando una mercancía escondida en casa de Susy, quien es ajena a todo, convirtiendo las siguientes horas en un pozo de angustia para la joven. Pero los traficantes no cuentan con la astucia y valentía de Susy.
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=F4kBlrdKfqo]

“Charada”, 1963. Después de la muerte de su marido, Reggie se ve en el centro de la búsqueda de un dinero que supuestamente, había robado el fallecido. En ese momento Peter aparece en escena para ayudar a Reggie, pero a partir de ahí, comienzan a aparecer más cadáveres relacionados con el robo de la fortuna.
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=NMkeqjacvAU]

 

Artículo originalmente publicado en mi blog Spider Review el 21 de enero de 2014.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *