‘La danza de Azulay’, de Santiago Fernández Santos (2016)

Hay que ordenar muchas cosas antes de poder hablar de este libro, publicado por Santiago Fernández Santos, bibliotecario y fascinado de las letras. La danza de Azulay está repleto de aventura, magia, conocimiento, cotidianeidad y mucho amor.

La danza de Azulay

Arniayán trabaja en la Biblioteca Nacional. Un día se cruza con dos mujeres fascinantes, como él mismo las describe, que cambian el rumbo de su vida. Una, envuelta en el misterio de un códice perdido y una tierra antigua desde donde ha llegado un extraño linaje a nuestros días; la otra, alguien que le ha descompuesto el corazón. Poco a poco irán descifrándose las incógnitas detrás de todo este asunto, así como asistiremos al descubrimeinto de rincones de Madrid y su historia como nunca antes nos ha sido contada.

Con esta simple premisa comienza La danza de Azulay, que es más que una novela: un compendio de sagradas costumbres de un bibliotecario con un mensaje claro:

—¿Y cuál es la misión de un bibliotecario? —continuó.

—Conservar, mantener y servir el conocimiento —declaré modestamente—. Creo.

Sin olvidarnos de la aventura. El misterio es la clave para conducir el periplo madrileño del protagonista hacia un status quo diferente. A través del camino que Serena marca, conoceremos el Madrid castizo y su historia. También los secretos de la Biblioteca Nacional con los usuarios que adornan el peculiar escenario de Arniayán tienen su lugar y su importancia.

Santiago Fernández Santos. Imagen cedida por el autor.

El personaje y el escritor

Como en un espejo, Santiago Fernández Santos podría haberse desdoblado en el protagonista para lanzar a las páginas el personal retrato de un trabajo apasionante como vocacional.

—Todo cambia, nada permanece, Yan.  Fluye —me argumentaba Serena—. Nada es para siempre. Ni siquiera la locura. Creo que el amor romántico está sobredimensionado —sentenció.

Y es que parece que el amor, el erotismo y el misterio son la excusa para mostrar el lienzo de una ciudad que el autor ama y disfruta. Un matiz de coloridos personajes reclama la atención del día a día de Arniayán, que vive la ciudad, mira a las personas y las devora con su energía. Quizá la propia ciudad sea lo que nos hace ser como somos.

El tono de la novela, a mi parecer, aumenta y mejora con las páginas. La historia atrapa, así como lo harían las páginas intonsadas de un libro al dedo que intenta una y otra vez pasarlas sin conseguirlo. El caso es que leer La danza de Azulay, con sus historias entretejidas y la alegre visión multicultural del autor, es como viajar al corazón mismo de muchos lugares y muchas personas.

Eso es exactamente lo que transmite el estilo de Santiago: mezclar escenarios, ruidos, colores y sentimientos, perfumes, texturas, sabores… de un modo particular y único. De lectura suave, meditada, La danza de Azulay crea sensación de cambio de conciencia, de ver las cosas más allá de su apariencia, de no quedarnos con las ganas de mirar y descubrir. No me cabe duda del talento para la poesía y la sensibilidad de Santiago a la hora de expresarse. ¿Qué puedo esperar de alguien que pasa horas y horas de su vida entre los increíbles y mágicos muros de la Biblioteca Nacional?

—Besayúname —me reclamó nada más amanecer.

No se vayan todavía…

Pareciera que aquí termina la cosa. Y es precisamente la impresión que da el final. No negaré que pienso que no es necesario más. Pero a decir verdad, te quedas con la espina de que hay algo, digamos, irresoluble. Un trozo de la vida de Arniayán ha quedado desplomado, usado, aprovechado. Ahora queda saber lo que ocurrre después. Creo que a eso se le llama Judas, Dagas y dudas. Pero es… otra historia.

P.D. Mi más sincero agradecimiento al autor por el libro y la dedicatoria. ¡Por muchas danzas y bibliotecas!

La danza de Azulay. Santiago Fernández Santos.

Publicación: 2016. Tapa blanda, 212 páginas.

ISBN: 9781534998339

Enlace de compra para adquirir La danza de Azulay

«Tras la pista de un antiguo códice sapiencial el protagonista vivirá una aventura cargada de erotismo, historia y misticismo. Descubrirá una información que durante mucho tiempo había estado oculta. Esta novela es su revelación».

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador de CosmoVersus, autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada'. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: