CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

La Tamborada de Hellín

Entre las tradiciones de España existe una que descubrí hace bien poco, la Tamborada de Hellín (Albacete). Remontada a unos orígenes ligados a la Semana Santa pero que carece de símbolo religioso en sí misma, continúa presente en las fiestas sagradas año tras año uniendo a los vecinos hellineros en un hermoso estruendo durante horas.

Tras conocer ocasionalmente a José Antonio Iniesta, cronista de Hellín -a mi forma de ver- entre otras ocupaciones, tamborilero y ferviente investigador de tradiciones, descubrí la Tamborada de Hellín gracias a un libro con el que me obsequió, de autoría propia: ‘Historia y tradición del Tambor hellinero’. No es el único libro que ha escrito sobre el tema.

Este libro, escrito con devoción y amor profundos a su tierra y costumbres, narra apasionadamente cómo surgió :

“Durante años he expuesto mis conclusiones sobre el origen de la Tamborada con el argumento del carácter de rebelión de los que en su día se llamaron nazarenos con tambor y ahora se llaman tamborileros. Estos surgieron de las procesiones para generar lo que hoy conocemos como Tamborada, de tal forma que nuestra indumentaria, ciertos objetos y costumbres tienen su origen en el carácter penitencial de las mismas (…) y adquiere elementos de júbilo y provocación, como es propio del carnaval”.

José Antonio continúa hablando de esos nazarenos rebeldes, pues “el recio carácter de esos nazarenos con tambor les hacía expresarse de forma muy contraria a lo que entendemos por un nazareno con báculo (…)”.

tamborada hellín
Tamborileros junto al monumento al Tamborilero

Asímismo nos cuenta cómo en diferentes crónicas se habla de la dislocación de estos nazarenos de finales del siglo XIX a lo que era su labor en las procesiones, ocasionando lo que hoy ha llegado a ser la Tamborada. Es posible que quien no conozca Hellín o a sus vecinos no pueda entender del todo el sentimiento del “redoble”, y quizá yo tampoco lo entienda con profundidad, pero siempre podemos conservar ese sabor y cosquilleo cuando conoces algo tan de cerca y empatizas con sus participantes, de modo que percibes su entusiasmo y su sentimiento.

He tenido la oportunidad, en los últimos años, de acercarme por instantes a Hellín a presenciar la Tamborada, aunque no en su clímax, pero puedo hacerme una idea de la genialidad de esta tradición, de cómo une, en el presente, y a través del pasado, a sus habitantes; y no solo en Hellín, sino a todos los pueblos en los que el tambor forma parte de su historia.

A lo largo del libro, José Antonio realiza un recorrido por los primeros maestros del tambor hellinero en una exhausta investigación de recogida de datos, de testimonios personales, de los protagonistas que aún viven -o vivían cuando escribió, hace pocos años, este libro- o sus familiares y herederos. De cómo surgió su arte, sus recursos. Pero, ¿por qué hablo primero de la tradición en sí del tambor, y luego del “arte” del tambor? Durante la Guerra Civil y la dictadura se hizo difícil, en Hellín, encontrar materiales para fabricar los tambores. Sin embargo no fue impedimento para que verdaderos artistas y devotos de la tradición se esforzaran en buscar modos de elaborar los tambores, lo que hoy día es un verdadero arte autóctono: el Tambor Hellinero, en mayúsculas, que contiene símbolos y rastros de una época fatídica pero que sacó todo el corazón del artesonado del tambor.

Encontramos nombres como “El plan Marshall”, el tío Pachiche, la “Orcica”, Antonio Moreno… están presentes durante todo el viaje que dura prácticamente hasta nuestros días. En Hellín es normal encontrar peñas, un museo, y a sus gentes, de todas las edades y condiciones, ligadas a un sentimiento común. Todo un legado sobre el Tambor que abarca muchos aspectos costumbristas del pueblo, tales como los adornos de los tambores y la peculiar vestimenta de los tamborileros, además de ser una tradición que ha salpicado a numerosos pueblos de los alrededores como Isso (pedanía de Hellín) o Tobarra.

tamborada hellin
Vista nocturna de la Tamborada

En alguna ocasión he tenido el honor de entrar a una de las principales peñas hellineras con José Antonio para compartir su fervor y el de sus allegados, un testimonio que sabe transmitir no solo a través de sus palabras, sino de sus gestos y mirada. Pueden pasar horas y horas, que el rugir de los cientos y cientos de tambores al unísono, de día y de noche, no cesará.

Completa el texto gran cantidad de fotografías que ilustran el libro, hermosamente maquetado y encuadernado, como se merece. Y para terminar, existe desde hace pocos años un documental titulado ‘Silencio’, una producción del director hellinero Ismael Olivares, del que tengo un ejemplar. Se trata de la historia de la Tamborada en una mezcla de documental y dramatización histórica.

Con todo esto, recomiendo que para conocer la Tamborada, vayáis a Hellín, que en una semana, concretamente el miércoles 28 de marzo (estamos en 2018), tendrá lugar este magno suceso. Porque no basta solo asomarse a los libros y documentales, hay que estar allí, entre los tambores, frente a los tamborileros, junto al estruendo que no solo es ruido, y que forma parte de la propuesta a la UNESCO para que la Tamborada de Hellín sea incluída en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Precisamente hace unos días se ha celebrado un encuentro en Mula, las XXXIII Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y el Bombo, que reunía a múltiples pueblos españoles unidos en su tradición del tambor, y donde se ha reivindicado su candidatura a la UNESCO. Allí nos vemos.


 

 


 


BIBLIOGRAFÍA

‘Historia y tradición del tambor hellinero’, José Antonio Iniesta Villanueva. Hellín, 2013. Depósito legal AB-78-2013. 286 páginas.

‘Silencio, la Tamborada de Hellín. Un canto a la libertad’, dirigida por Ismael Olivares. Producida por Prosonarte. 2013, color, 61 minutos.

carteltambor

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 thoughts on “La Tamborada de Hellín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *