‘La TerMa, semblanza de una época’. Documental sobre la CiFi española en los 90

La TerMa: Semblanza de una época, es un documental sobre cómo se vivió el renacimiento de la ciencia ficción española en la década de los noventa, gracias a una Tertulia Madrileña (de ahí el nombre abreviado) que organizaba un grupo de escritores noveles que han llegado a ser, hoy día, algunos nombres más reconocidos en la literatura de género.

La TerMa, semblanza de una época

Una de esas cosas que sucede solo una vez en la vida de un grupo de personas, heterogéneo pero con mucho en común, y en un momento concreto de la historia. Así como en el caso de J.R.R. Tolkien sucedió con los Inklings universitarios, de donde salió un grupo de los mejores escritores de la época, podría decirse que algo similar ocurrió con La TerMa.

El documental se centra en la fragua de un grupo, de las vivencias de sus componentes como fans y escritores de una ciencia ficción todavía minoritaria pero con mucha repercusión —había posos de la anterior época de oro de los 70 y 80— y seguimiento. A pesar de no existir, afortunadamente, la fiebre de las redes sociales y el desarrollo e implantación de la tecnología de internet en esos momentos, gracias a ello dieron empuje con su trabajo y saber estar a un fenómeno que no había muerto y que bien necesitaba de un nuevo enfoque.

Revista Galaxia

Los nombres

Es bien cierto que no estaban todos los que eran, ni eran todos los que estaban, pero aún siendo así se fraguó la proyección de una nueva generación en auge y que continuó con el quehacer de dar visibilidad y calidad a un género literario como es el de ciencia ficción y fantasía. Editoriales como Valdemar, Minotauro y Nova todavía eran tímidas publicaciones esporádicas. Y en cuanto a nombres, tenemos a César Mallorquí, Eduardo Vaquerizo, Susana Vallejo, Nuria Calderón Botey, León Arsenal, Alfredo Lara, Daniel Mares, Adolfina García, Sue Burke o José Miguel Pallarés.

Publicaciones

Digamos que, como cuenta el documental, La TerMa tomó los procedimientos de la época en cuanto a publicaciones: revistas, fanzines, todo de la mejor calidad posible. Me pregunto si hoy en día todo lo que existe le debe algo. Visto así, el esquema de publicaciones se ha mantenido hasta ahora, con idas y venidas, éxitos y fracasos. El modelo de divulgación es el mismo. El miedo que siento es la calidad: reconozco que las nuevas tecnologías han hecho mucho bien y mucho mal.

La multiplicación de plataformas y oportunidades para “cualquiera” ha conseguido que exista, a día de hoy, bastante basura literaria, o intentos literarios que insultan al buen hacer de todo escritor que se trabaje su estilo y su narrativa, basura incluso revestida de señoriales portadas, sublimes alabanzas de sus compañeros de whatsapp o ideologistas degenerados que actúan bajo el nombre de editoriales menores y asociaciones echadas a perder.

Revista Solaris. Foto: Todocolección

Un grupo único

Creo que coincidimos en que La TerMa era un grupo como el que hemos tenido todos. Yo, en particular, viví mi primera juventud antes de la implantación de internet en nuestras vidas, cuando aún nos hablábamos a la cara, quedábamos y no nos huíamos, cuando las redes y las obligaciones vacías de las mismas no nos superaban, cuando la edad o diferencia generacional no era un obstáculo. Quizá sea este el ingrediente que en 2020 nos falta.

En definitiva: hay vida fuera de nuestro círculo y nuestra realidad conocidas. Este es solo el ejemplo de un núcleo concreto que dio voz a la literatura emergente frente a la entrada del nuevo siglo XXI. A continuación, viajeros y exploradores del CosmoVerso, el documental. Que lo disfrutéis.

La TerMa, semblanza de una época

Imagen, montaje y sonido: Sergio Mullor, @Elelfosolitario

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *