Las series más longevas de TV. CosmoVersus Podcast

Las series más longevas de la televisión pueden ser tanto las que más capítulos han acumulado como aquellas cuya franquicia está sobreviviendo al tiempo. En este podcast de dos partes comentamos con Eduardo Melero algunas de ellas.

Las series más longevas de TV. CosmoVersus Podcast Rutas #7 y #8

Son series de ciencia ficción, de terror, drama, incluso las llamadas soap operas. Han estado ahí desde hace muchísimo tiempo, décadas incluso. Y nos encanta verlas, sean del género que sean. Por eso les hemos dedicado un par de programas en CosmoVersus Podcast. No están todas, solo algunas llamativas. Dentro del género de las soap opera hay infinidad de teleseries que ni han llegado a nuestras pantallas, o acaso las han atisbado un poco.

Y sí, las series más longevas de la televisión forman parte de la cultura popular, dentro de varios géneros de narrativa visual que proceden de la tradición pulp y de la novela rosa a partir del folletín decimonónico. Algunas son híbridas y resultan de lo más revolucionario para su época. Otras han trascendido desde las radionovelas, o bien han adaptado a drama histórico y social una parte de nuestro pasado.

Ruta #7. Las series más longevas de TV. Parte 1 de 2

Referencias Parte 1

The guiding light. USA.

En principio fue un serial radiofónico creado por Irna Philips, el cual se estrenó en 1937. Después de varios años, en 1952 pasó a televisión hasta que finalizó en 2009 con cerca de 20 mil episodios. Esto le ha otorgado el privilegio de un Récord Guiness a la serie dramática con más capítulos en la historia. Narra la enemistad entre varias familias de la ciudad de Springfield. Es, quizá, la primera soap opera de la historia, cuyo formato ha sido copiado en infinidad de teleseries del mismo estilo. No obstante, sus inicios provienen de la tradición de la radionovela.

Cuéntame cómo pasó. España.

En 2001 RTVE sorprendió con el estreno de una serie que ya es mítica y sigue emitiéndose veinte años después, siendo la serie española más larga en el tiempo, hasta ahora. Con dos iconos de la actuación, Imanol Arias y Ana Duato, cuenta la vida de los Alcántara desde finales de la década de los 60. Durante el primer año de emisión llegó a ser acusada de «apología del franquismo», cuando lo que hacía era mostrar la vida cotidiana de una familia modesta en un barrio madrileño durante los últimos años de dictadura. A veces, hay que contar la realidad como era, aunque no nos guste.

Cada temporada ha avanzado un año, con alguna excepción, por lo que tenemos una serie también a «tiempo real», a modo de las soap opera, pero con tandas de capítulos al año. La serie no ha estado exenta de polémicas, de idas y venidas de actores, cambios…

Dark Shadows. USA.

En español fue titulada Sombras Tenebrosas, aunque no llegó a España, sino a Latinoamérica. Fue una soap opera de ambiente gótico y de terror, que jugaba con elementos sobrenaturales y ese fue, quizá, el aliciente para su éxito. Fantasmas, vampiros y otros monstruos formaban parte del repertorio de tramas y sagas de la serie, desarrollada en el pueblo de Collinsport, y concretamente en la mansión Collinswood, de la familia Collins, una dinastía que habitaba allí desde hacía muchísimas generaciones.

Grabada en estudios y decorados, destilaba un toque a teatro que funcionaba a la perfección. Los últimos capítulos fueron en color, sin embargo la mayoría de episodios eran en blanco y negro.

Barnabas Collins

La serie se emitía diariamente, de ahí que se englobe en la soap opera, y también narraba los amoríos y enredos familiares de los Collins y otros personajes del pueblo. Al parecer, la sensación llegó con la aparición de un personaje tan carismático como imponente: Barnabas Collins, un vampiro antepasado de la familia que cambiaría para siempre sus vidas.

Tras finalizar la serie se produjeron dos películas con modesto éxito, aunque la segunda, personalmente, no fue muy acertada. En 2012 Tim Burton se atrevió a maltratar la historia con una adaptación desafortunada que incluía al ya pésimo Johnny Deep. El terror de antaño siempre fue el mejor. Si no, sumergíos en la mansión Collinswood; podréis comprobar cómo el influjo de aquellos cómics de EC o The Munsters fueron el caldo de cultivo para una de las series más asombrosas de terror de la historia que alcanzó 1225 episodios entre los años 1966 y 1971.

Ruta #8. Las series más longevas de TV. Parte 2 de 2

Referencias Parte 2

Neighbours. Australia.

Desde que comenzó en 1985 todavía se sigue emitiendo. En esta soap aparecen familias de un barrio australiano. Es obvio aclarar que se distingue de muchas soaps por el nivel económico y de posición social de las familias. Aquí no hay glamour ni billetes, solo gente normal. Quizá sea este el espíritu de las primeras series de este género, como The Guiding Light. Pero podríamos creer que, tras el éxito de series como Dallas (1978), las soap tradicionales quisieran abarcar también a las familias millonarias.

Vecinos, su título en España, lleva cerca de 9000 capítulos y fue el escaparate para el lanzamiento de dos nombres muy conocidos: Jason Donovan y Kylie Minogue, que forman pareja en la serie.

The bold and the beautiful. USA.

También en activo desde el año 1987 y con casi 9000 capítulos se sigue rodando y conserva toda la vitalidad de una teleserie de hoy en día. El formato de ir creciendo y evolucionando con los personajes es un mecanismo que ayuda al público a acercarse a los personajes y que formen parte de su vida. En B&B el peso de la trama está en el mundo de la moda, al que pertenecen las familias protagonistas, con sus amoríos y desventuras. Hoy en día se puede ver que muchos actores pasaron por este tipo de series a lo largo de su carrera, coincidiendo con muchos otros y yendo de una a otra.

¿Cantaba Dyango?

En España se emitió, igual que Vecinos, en cadenas autonómicas. En el Canal 9 valenciano o la TV3 catalana apareció durante una temporada la música del final de créditos cambiada y cantada por Dyango. A pesar de buscar información no he podido encontrar ni rastro de la canción, pero sí de que no soy el único que la escuchó.

Quizá no fuera Dyango (difícil equivocarse por ser una voz única), pero también pasamos muchos años pensando que Raphael cantaba la canción de Mazinger Z cuando en realidad era Ángel Garrido. Así, hay mucha gente que en redes afirma que no hubo ninguna canción en español en B&B, pero otras recuerdan que sí.

Star Trek. USA.

En 1966 apareció una serie de televisión sobre unos exploradores espaciales que revolucionó al mundo. Y desde entonces, ya sea por diferentes entregas de series y películas, después de 55 años se continúa y amplía su universo y mitología. La carga científica es la base de Star Trek, de la que Isaac Asimov fue asesor científico durante un tiempo. No estuvo falta de dificultades en sus inicios pero a los pocos años ya celebraban convenciones de fans. Y es que ya estaba todo inventado antes de que naciéramos.

Doctor Who. Reino Unido.

Otra serie que ha ido ampliándose a medida que pasa el tiempo. Desde 1963 son ya 58 años. A pesar de haber tenido un intervalo sin producciones, la serie ha mejorado con el tiempo, y sus historias, de carácter acumulativo y paracientífico, con grandes dosis de humor y géneros como el terror y la fantasía, dotan al doctor intergaláctico y transtemporal del mejor carisma. Aventuras alocadas donde todo vale, paradojas y personajes bien montados; villanos, monstruos y alienígenas inolvidables. De tradición kitsch ha mejorado con el tiempo. No siempre tiene que ser malo.

Santa Bárbara. USA. 1984-1993.

Esta soap opera merece especial mención. De su final a los 9 años de emisión se dice que fue cancelada; otros afirman que los guionistas «se quedaron sin ideas». ¿Cómo series tan longevas pueden quedarse sin ideas? Santa Barbara es otra soap opera que presenta rivalidades entre familias millonarias. En este caso de la ciudad de Santa Barbara, en California. Comenzó con un aire muy similar a las telenovelas venezolanas de los ochenta, pero supo evolucionar ante las críticas, que la situaban como lo peor.

Para ello provocaron un terremoto poniendo en peligro a los personajes (uno murió, tampoco pintaba mucho) y redecorando las mansiones. Al mes siguiente introdujeron al Asesino del clavel para quitarse de en medio a la mitad de las rubias de la serie y, de paso, a otros personajes que fueron arrastrados. Así, la serie comenzó su cambio: mejoró diálogos y en los primeros 200 capítulos aparecieron algunos personajes que serían cabecera de la serie.

Una soap moderna en su género

El carácter fresco y moderno entre la sitcom (comedia de situación) y el drama, aparición de personalidades famosas, éxitos del pop de la época como música ambiente de algunas escenas… todo ello hizo de Santa Barbara una soap diferente y alejada de clichés «anticuados» en personajes muy anclados a roles demasiado serios, como en Dinastía (1981-92) o Falcon Crest (1981-90).

En Santa Bárbara sus personajes eran jóvenes y maduros pero de carácter adelantado a su tiempo. Ellos mismos lo decían: «¡Estamos en los ochenta!» Aún así, acabó con 2137 capítulos y un largo currículum de sucesos mágicos, sobrenaturales, extraños, divertidos y asombrosos a sus espaldas: algo inusual en este tipo de producciones. Es la única soap que se emitió en canales nacionales y, confesadlo: muchos salíamos del colegio corriendo a las doce del mediodía para verla.

Y hasta aquí las series más longevas de la televisión. Esperamos que os haya gustado esta selección y que os pique la curiosidad. Volvemos la semana que viene con más programas sorprendentes. Gracias por viajar a bordo de la Pulsar Paradise y ¡feliz viaje!

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: