CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

Literatura Española en la Edad Media IX (final). Prosa didáctica: de los orígenes a don Juan Manuel.

Para finalizar la asignatura, nos centramos en la prosa didáctica y sapiencial, para entrar con las obras de don Juan Manuel y su Libro del conde Lucanor. Estos apuntes no son oficiales, solo se basan en el temario de la UNED y son el resultado de mi estudio personal.

TEMA 9. LA PROSA DIDÁCTICA. DE LOS ORÍGENES A DON JUAN MANUEL

1. ORÍGENES DE LA LITERATURA DIDÁCTICA: SAPIENCIAL Y CUENTÍSTICA.

-La literatura sapiencial es la producida por sabios y compilan saberes merecedores de aprendizaje y transmisión. Oriente produce gran cantidad y se distribuye por la Península Ibérica como traducciones del latín al hebreo. Las árabes se traducen, a su vez, al castellano, sobretodo durante Alfonso X. Ejemplos: Libro de los buenos proverbios (Grecia) Poridat de las poridades y Bocados de Oro. El motivo de la traducción radica en la importancia y actualidad de sus enseñanzas para el intelectual laico y clérigo. De ellas surgen derivaciones como Libro de los doze sabios, Libro de los cien capítulos y las Flores de filosofía, compuestas en castellano e imitando a las enseñanzas árabes.

1.1. CASTIGOS DE SANCHO IV.

Sancho IV también toma el testigo de su padre Alfonso X promoviendo composiciones como los diálogos Lucidario y Castigos de Sancho IV, o Barlaam y Josafat, versión castellana de la leyenda de Buda. Los Castigos se componen hacia 1292-93 y el término castigo se refiere a advertir, prevenir, amonestar, enseñar: su objetivo es educar a un príncipe mediante diálogo. El maestro es el padre, rey, y el alumno su hijo, el infante (recordemos los Espejos de Príncipes –specula principum-). El contenido es ético-religioso y ético-político para salvar el alma y el cuerpo.

1.2. COLECCIONES DE CUENTOS

Cual los libros sapienciales se romancean colecciones de cuentos, ya sean latinos o árabes. Estos cuentos enmarcan otros géneros que también difunden saberes pero por medio de la ficción. Por ejemplo dos colecciones árabes: Sendebar y Calila e Dimna.

-Calila e Dimna: hay traducciones en más de 40 lenguas y muchas versiones. Se origina en la India sobre el siglo IV, pasa al persa, a los árabes y finalmente al castellano. Es encargo de Alfonso X. Se divide en tres partes: Prólogo del compilador árabe; Dos capítulos con la historia del libro; 16 capítulos de Calila e Dimna. Carece de estructura lineal y algunos relatos generan otros tantos: los personajes (animales) son narradores y narrados. El saber transmitido es práctico para que el gobernante lo aplique a sus tareas.

-Sendebar: llega a España a través de un original árabe, pero se baraja su origen sánscrito, pahlevi o hebreo. Se traduce en 1253 por encargo de don Fadrique, hermano de Alfonso X, posiblemente en Sevilla, pero la traducción es muy defectuosa, así que no tendría los medios de su hermano. El contenido se narra en relato marco: en la historia principal se intercalan otros relatos contados por personajes de la principal. Esto muestra cómo se puede aplicar una enseñanza y aplicarla a una necesidad. Es un recurso de Las mil y una noches que se emplea en multitud de obras españolas y europeas –Calila e Dimna, Decamerón, Cuentos de Canterbury– y se difundirá en el Siglo de Oro. Se desarrolla en la corte y el rey busca transmitir sabiduría a su hijo, por lo que reúne consejeros que le cuenten historias para evitar que el rey mate a su hijo, por lo que llevan el peso de la acción. La mayoría de cuentos tratan de la maldad de las mujeres y sus engaños y lujuria. La mujer quiere evitar que el príncipe la delate y sus relatos son acerca de los malos consejeros. El príncipe se salva gracias a su maestro Çendubete y alcanza la sabiduría.

-Cuentos y sermones. La predicación en la Edad Media. La predicación del sermón es antiquísimo en la Iglesia y se origina en la necesidad de predicar el evangelio. Los sermones se inician con las pautas de Jesucristo, renovadas con San Agustín (s.V). En el s.XIII se renueva y fija el género del sermón gracias a los estudios universitarios, el método escolástico y los concilios, el más importante el IV Concilio de Letrán (1215). Surge así el ars praecandi que establece la composición de los sermones. Existían varios tipos de sermones, a su vez: universitario (en latín), solo para letrados; y el tradicional o popular, en lengua vulgar, que emplea exemplas no necesariamente religiosos. Este desarrollo influye claramente en la literatura.

-Literatura ejemplar: es uno de los tipos de literatura que sirve de base a los sermones. Los ejemplarios surgen a partir del s.XIII, pues había tantos relatos que había que compilarlos; además, el asentamiento de dominicos y franciscanos, muy dados a la predicación, harán uso de ellos. La mayoría se compila entre 1250-1350. Se cran tablas para la localización de los exemplum en las compilaciones, de orden alfabético. La enseñanza, además, se extrae en el momento mismo del sermón, es decir, no viene adscrito al propio ejemplo. En el s.XIV, sin embargo, algunos ejemplos van acompañados de su moral, a veces más amplias que la propia narración.


juan_manuel
Don Juan Manuel. Fuente: ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com

2. DON JUAN MANUEL (1282-1348).

2.1. BIOGRAFÍA.

-Tras la muerte de Alfonso X dan lugar guerras por la sucesión al frente de Sancho IV, luego otras dos minorías que debilitan la corona con enfrentamientos nobiliarios. Cuando Alfonso XI asume el reinado en 1325 la corona se restablece. Las minorías de Fernando IV y Alfonso XI están ligadas a don Juan Manuel. Don Juan Manuel nace en un alto estamento. Como consejero es sabio y mesurado, pero como noble es orgulloso e interesado, siempre al frente de la batalla, y rompe con Alfonso XI cuando éste desea fortalecer la corona. Su mejor faceta es la escritura y sus conocimientos: sabe latín y árabe, conoce la Biblia, la historia profana, las noticias de Europa, conversa con sabios… al menos es lo que nos indica en su Libro del cavallero et del escudero.

2.2. OBRAS.

-El propio don Juan Manuel cuida su obra y deposita en el Monasterio de dominicos de Pañafiel una edición completa de sus obras, corregidas por él mismo. Sin embargo se han perdido y debemos guiarnos por otras fuentes para catalogarlas, como el ‘Prólogo General’: Libro de las armas; Libro de los castigos et de consejos (Libro infinido); Libro de los estados; Libro del cavallero et del escudero; Libro de la cavalleria*; Crónica abreviada; Crónica complida*; Libro de los engeños* (artefacto, máquina de guerra); Libro de la caça; Libro de las cantigas*; Reglas de trovar*. (*Perdidos). Aparte tenemos el Tratado de la Asunción de la Virgen María y el Libro del Conde Lucanor.

-La vida del autor va unida a su obra, pues escribía sobre un tema que fuera central en un momento dado de su vida. Por eso el orden anterior es temático, no cronológico. Para un orden por fechas, distinguimos tres etapas.

2.3. ETAPAS.

1. OBRAS VINCULADAS AL SCRIPTORIUM ALFONSÍ (1325-26). Crónica abreviada (anterior a 1325); Libro de la caça; Libro de la cavallería. Don Juan Manuel se forma en la corte de su tío Alfonso X y Sancho IV. Por ello quizá desea emular a su tío con la Crónica abreviada, versión resumida de la Estoria de España, aunque desde la ideología de un noble del s.XIV. Su visión es aristocrática y defiende su propia ideología, incluso justifica malos comportamientos, al contrario que la de Alfonso X. La Crónica consta de tres libros desde el diluvio y luego sobre la historia de España hasta la muerte de Fernando III, la historia de Castilla más próxima al autor.

2. PERÍODO TURBULENTO (1327-37). Sus mejores obras: Libro del cavallero et del escudero, Libro de los estados; El conde Lucanor; Libro de los engeños. En las tres que se conservan usa el diálogo. El autor atraviesa una vida de dificultades pero dedica su tiempo a componer el compoertamiento ideal del caballero y del noble, algo alejado de lo que él mismo fue.

-Libro de los estados (1327-32). Compuesto después del Libro del cavallero et del escudero. Mala época por la afrenta de su hija Constanza y las luchas con Alfonso XI, que le hacen perder el Adelantamiento de Murcia. El Libro de los estados no fue lineal, posiblemente se escribió en dos etapas, a juzgar por las diferencias cronológicas, y se conservan dos títulos diferentes (Libro del infante y Libro de los estados). El libro I contiene bloques con subtemas, quizá por el momento difícil que atraviesa; el libro II es más uniforme. El tema central es “la salvación de las almas á de ser en ley et en estado”, es decir, que si es espiritual y temporal a la vez, podría ganar la santidad. Se desarrolla con la enseñanza de dos maestros al hijo de un rey -recuerda al Barlaam e Josafat. La técnica es expositiva por medio del intercambio y el debate. El propio don Juan Manuel aparece como ejemplo, rompiendo el marco ficticio.

-El conde Lucanor (tratado más adelante).

3. TREGUA CON EL REY (A PARTIR DE 1336). Redacta Libro infinido, Libro de las armas y Libro de las reglas cómmo se debe trovar. Finaliza con el Tratado de la Asunción de la Virgen María. Se implica en el relato directamente, como ejemplo real, de su boca, reafirmándose su maestría y aprendizaje. El Libro infinido es un manual para la educación de su hijo y desarrolla temas como el cuidado del cuerpo y el alma, el comportamiento con los diferentes tipos de personas, las relaciones jurídicas y económicas y el mantenimiento de sus bienes. El discurso es directo, sin “pregunta-respuesta”. Cada capítulo tiene una enseñanza práctica que cierra con la leyenda “Et la prueva desto es que los que lo así fizieron se fallaron ende bien, et el contrario”. Esta fórmula goza de éxito en general para asegurar su validez frente al lector.

2-Cubierta-Conde-Lucanor-de-1642--721x1024
El conde Lucanor. Cubierta de 1642. Fuente: rutadelcondelucanor.es

2.4. EL CONDE LUCANOR.

-Posiblemente finalizada el 12 de junio de 1335 por el colofón del libro: “Et acabólo don Iohan en Salmerón, lunes XII días de junio, era de mil et CCC et LXX et tres años”. Además, en un dato del exemplo XLV en 1328 estaba redactando el Lucanor. Según Alberto Blecua, primero circularon los exempla independientemente (según los manuscritos conservados) y luego añadió la segunda parte con los proverbios. En los últimos años mandó que se compilaran en un solo volumen. El autor solía mandar copias según redactaba y se guardaba los originales.

-La obra de don Juan Manuel se conserva en un códice de la Biblioteca Nacional, ms 6376, llamado S, pero el Conde Lucanor llega en cinco manuscritos (cuatro del XV, uno del XVI). Podría haber más perdidos. Es de las pocas obras rescatadas en el s.XVI, empezando por Argote de Molina en 1575, y la alabaron Cervantes, Quevedo, Lope, Gracián.

-Consta de: dos prólogos; cincuenta y un ejemplos; cinco partes más de expemplo, proverbios (partes 2º a 4º de este bloque), exposición doctrinal. Sin embargo, es una obra única pese a estar tan dividida, pues solo tenemos dos interlocutores constantes, Patronio y Lucanor; se tratan los temas de diferentes procedimientos; pasa por un proceso de progresiva dificultad, pues empieza con exemplos, pasa al proverbio y llega a la exposición doctrinal.

-Estructura bipartita: dos partes. Libro de los exemplos del conde Lucanor et de Patronio (I) y Libro de los proverbios del conde Lucanor et de Patronio (II a V). Según Germán Orduna y otros, esto es así porque la parte I de los exemplos se difundió independientemente; lo proverbios se inician con letra capitular marcando separación después de los expemplos; hay dos prólogos, uno al principio y otro antes de los proverbios.

-Estructura tripartita: según Joaquín Gimeno Casalduero y Guillermo Serés, hay tres fórmulas didácticas: exemplos, proverbios y exposición doctrinal, según temas: seculares (partes I y II: vida, hacienda, honra, estado) y doctrinales (parte V: salvación del alma). Esto implica dificultad creciente en el método didáctico y en los temas, y culmina en la mayor dificultad en dos planos: técnica expositiva y tema.

-Partes integrantes de El Conde Lucanor.

*Prólogos. Denominados Anteprólogo y Prólogo. El primero se supone de autoría distinta a don Juan Manuel, reescrito sobre el Prólogo General. El segundo sí parece haber sido escrito por el autor, hace hincapié en el valor didáctico de la obra.

*Exemplos. 51 en la primera parte. Fórmulas tradicionales que se hacían servir por predicadores, escogiendo de una tabla el que le convenía al sermón. Para que un relato sea didáctico necesita ser interpretado con un valor moralizante y significados implícitos. Características: relato o descripción; enseñanza moral o religiosa; aplicación de la moral al receptor. Aunque son independientes, a veces se intercalaban por situarse como relatos dentro de relatos (relato marco). Este marco se establece en dos personajes que dialogan. Lucanor expone a Patronio el problema y le pide consejo; éste responde con un relato breve y lo aplica a la situación dada. Se remata el exemplo con frases del estilo: “Al conde plogo mucho del consejo que Patronio le dava. Et fízolo así et fallóse ende bien”. No es habitual pero a veces se inserta otro relato, como una “caja china”. Como novedad, don Juan Manuel se presenta a él mismo como autor, organizador y juez de los contenidos. También se interpreta de un modo progresivo: primero la interpretación de Patronio para el Conde, y luego el Conde lo hace más general para los lectores. Normalmente patronio aconseja pero a medida que avanza, el Conde asimila enseñanzas hasta demostrar lo aprendido con un grado superior de madurez.

*Proverbios. Marcan el final de cada intervención o diálogo y se separan por exemplo, proverbios y exposición final. Antes comienza con un segundo prólogo, y es dedicado, al contrario que el primero, a don Jaime de Jérica. Empleará medios retóricos más complejos para expresar el tema de los exemplos, que es el “salvamiento de las almas et aprovechamiento de sus cuerpos et mantenimiento de sus onras et de sus estados”. Continúan 3 bloques de proverbios con razonamientos de los protagonistas que los justifican: razonamiento + 98 proverbios + razonamiento + 49 proverbios + razonamiento + 29 proverbios. Esta estructura va a caballo según la dificultad retórica.

*Tratado doctrinal. Se da en la última parte de la obra con finalidad religiosa. Hablará de la fe, los sacramentos, la salvación, el hombre y el mundo. Los expresa con estilo propio, discurso con medios retóricos de progresión expositiva.

*Estilo. Básicamente su estilo es la preocupación por el cuidado de la retórica y la experimentación estilística. Aunque en los exemplos, prólogos y última parte usa la amplificatio (realzamiento de una idea ampliándola verbalmente o en contenido). En los proverbios usa la abbreviatio, con figuras retóricas que complican la expresión y la comprensión. En la parte IV emplea el hipérbaton, destrozando la estructura de la frase y haciendo necesaria la paráfrasis para comprenderla.


BIBLIOGRAFÍA

No existe referencia o autoría concreta en los apuntes de este tema. Fuente: UNED.


TEMA 1. EDAD MEDIA PENINSULAR. PANORAMA HISTÓRICO.

TEMA 2. CULTURA Y TEXTO

TEMA 3. POESÍA Y LÍRICA TRADICIONAL. JARCHAS Y OTRAS COMPOSICIONES.

TEMA 4. LA ÉPICA HISPÁNICA.

TEMAS 5 Y 6. LA POESÍA CASTELLANA EN EL SIGLO XIII. LA CUADERNA VÍA

TEMA 7. ORÍGENES DE LA PROSA. SCRIPTORIUM DE ALFONSO X EL SABIO.

TEMA 8. LA PROSA DE FICCIÓN. SIGLOS XIII-XIV

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 thoughts on “Literatura Española en la Edad Media IX (final). Prosa didáctica: de los orígenes a don Juan Manuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *