CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

Literatura Española Moderna II. Romanticismo. Siglo XIX.

En el siglo XIX se produce una ruptura con los ideales clásicos y surge el Romanticismo, posiblemente en Alemania, cuyo manifiesto se extiende por toda Europa. Segunda parte para la asignatura de Textos Modernos de la Literatura Española, en concreto el siglo XIX con el Romanticismo. Estos apuntes son, ante todo, resultado de estudio del libro y los trabajos para este Grado cursado en la UNED.

SIGLO XIX. ROMANTICISMO ESPAÑOL

CONTEXTO

-Surge en Alemania a finales del s.XVIII como oposición a las sujeciones y hormas del arte y pensamiento clásicos. Interpreta en primer lugar el sentimiento del individuo frente a la razón y el orden del mundo y el arte de la Ilustración. Se extiende desde los valores sociales hasta la moda.

-El término Romántico procede de “romantic”, un vocablo surgido en la Inglaterra del s.XVII para nombrar despectivamente a las cosas que solo ocurren en las novelas, sin lógica ni realidad. A partir de este momento se adopta “romántico” para lo fantástico, irracional, mistérico, melancólico o extraño, ligado a los castillos góticos, ruinas, paisajes agrestes y solitarios…

-Manifiesto de Friedrich Schlegel en 1798: la poesía romántica es “universal progresiva que radica siempre en el devenir con carácter propio de evolución, nunca llega a completarse”. Considera una “revolución poética para dotar de color a la realidad y lo sobrenatural con las emociones expresadas y la revelación del misterio escondido en las cosas humildes de la vida”.

-El Romanticismo se caracteriza por ser un movimiento nacional que retorna a los orígenes y abandona lo clásico: se acoge al Medievo, la épica y leyenda como fuente de inspiración. Búsqueda en lo lejano, como el Oriente, por ejemplo, y hacia la naturaleza y el vínculo a lo salvaje y las fuerzas naturales como principio estético. Conciencia del misterio y libertad del sentimiento del pueblo y su alma.

-El impacto napoleónico pone en duda los valores humanos, por lo que el ser humano se rebela contra sí mismo y los demás en base a un ideal pesimista: la felicidad y la justicia se derrumban con la derrota y el fracaso en la via moderna.  Triunfa la fatalidad, la maldad humana arrastrando al individuo a la incomprensión y fracaso de su existencia.

-Exaltación de lo eterno y los bienes terrenales, del amor. Cuando no se consiguen se glorifica la derrota y se recurre o bien al suicidio o a la blasfemia renegando de Dios y las leyes del hombre: imagen satánica con Lucifer, Caín, Judas…

-El romántico se evade de la realidad con ensueños indefinidos de una humanidad futura o se entrega a una causa justa como excusa ante su incapacidad de luchar contra la fatalidad: sentido trágico de la vida.

-Política: el Romanticismo es liberal, abanderado por una sociedad burguesa contra los abusos monárquicos. Prentensiones de una nueva sociedad y orden liberales para lo que se sirven de la literatura a la hora de expresar y difundir estas ideas.

two_men_contemplating_the_moon_c_1819
Dos hombres contemplando la luna (1819), de Caspar David Friedrich, ejemplo de pintura romántica alemana.

ROMANTICISMO EN ESPAÑA

-Llega tardío, y se desarrolla entre 1814 y 1849, cuando entran en España las ideas de Schlegel gracias a Nicolás Böhl de Fober y la publicación realista de ‘La Garrota’ de su hija Cecilia. La producción romántica más intensa se produce entre 1834-1844, justo al regreso de los exiliados de Fernando VII, lo que hace resurgir al Romanticismo con más fuerza.

-Se destacan tres grupos de autores:

*nacidos entre 1785 y 1799: comienzan como neoclásicos y se inclinan al Romanticismo desde 1823 consolidando la corriente en España: Duque de Rivas, Ángel de Saavedra.

*nacidos entre 1800-1815: educados en el neoclasicismo pero viven la represión liberal. Románticos, revoluconarios. José de Espronceda, Mariano José de Larra.

*nacidos entre 1816-1825: educación romántica pero viven el declive. José Zorrilla.

TEMAS DEL ROMANTICISMO

Comunes a todo el movimiento:

-El Amor: sentimental, melancólico y triste, un sueño inalcanzable como a la amada donde el autor se confía a la naturaleza. Auge del tema con Bécquer en la poesía. El amor pasional en teatro y novela es más frecuente. Repentino y violento, rompe las convenciones sociales y morales. Es desgraciado y trágico, arrastrando a la infelicidad o la muerte por desengaño.

-La Muerte: salida al dolor y el miedo. El romántico puede morir de forma heroica entregándose a una causa justa o melancólicamente por suicidio.

-Pesimismo: o “mal del siglo”. Cuando un romántico no consigue el objetivo de su ilusión y felicidad, convirtiéndose en un objeto inalcanzable, se convierte en un desengaño, y el tiempo se torna fugaz. Ejemplos en Larra y Espronceda.

-Satanismo: poco desarrollado. Ejemplos en ‘El Diablo Mundo’, de Espronceda. Lo que sí se desarrolla es un anticlericalismo y religiosidad superficial y folklórica recreando milagros y leyendas religiosas, como el caso de Zorrilla.

-Historia nacional: se centra en la Edad Media y los conflictos entre reinos y guerras civiles, reflejo a su vez del régimen absolutista de Fernando VII y las guerras carlistas. Se da importancia al reinado de Pedro El Cruel, el esplendor del Califato de Córdoba o la decadencia granadina. Entre los temas a evitar se encuentran el Siglo de Oro español por ser símbolo de la tiranía de los Austrias o de Carlos V y Felipe II como enemigos de las libertades en pro del despotismo y la Inquisición.

-Libertad: bandera y grito de los románticos con la que atacan al absolutismo monárquico. Rebelión contra la sociedad que les hace perder su indiviudalidad. Tipos: bandolero, mendigo o pirata, mediante los que protestan socialmente. Humanitarismo social en el dolor del héroe, físico o moral.

RASGOS GENERALES

-Importancia por el entorno natural o urbano, del que realizan descripciones profundas tanto de escenarios actuales o alejados en el tiempo, lo que se llama “color local”.

-Naturaleza: ligada a los sentimientos. Se relaciona un espíritu atormentado con la tempestad o la melancolía y tristeza con un paisaje otoñal de sosiego. Esto introduce los estereotipos y fórmulas retóricas: mar, selva, lagos, noche iluimnada por la luna, tumba con ciprés, ciudad histórica, calles estrechas, catedrales góticas, ermitas solitarias, palacios árabes, ruinas de castillos…

Misterio: exaltación de lo inexplicable y fantástico. Se asocia a tiempos pasados, leyendas. Tipos: ruidos y rumores, presentimientos, sueños y visiones… realidad sobrenatural en contraste con lo visible y cotidiano de lo racional.

-El Sueño o anhelo de felicidad, lo deseado (gloria, amor…). Pesadillas, asociado a visiones terroríficas, espectros o fantasmas, tal como ‘El estudiante de Salamanca’, de Espronceda.

-Tipos de personajes: planos, sin matices. La mujer es un ángel de hermosura o un ser malvado pero hermoso. Los hombres tienen más facetas: el galán enamorado y vailente, el traidor, el caballero leal, la víctima del destino…

-Estilo enfático.

Jose-de-Espronceda
José de Espronceda

POESÍA ROMÁNTICA EN ESPAÑA

-El poeta revela su yo interior, sentimientos oscuros y profundos sin pudor alguno.

-Tema principal: el amor con sus gozos y sombras, lamentos ante la pérdida de la figura amada, melancolía y desesperación por la imposibilidad de alcanzar el objeto amado.

-Poesía lírica que explora la vida y el universo en su búsqueda de sentido, rebeldía contra Dios y acercamiento al Dieblo o la angustia del ser humano al no comprender el mundo en que vive. Muestra de crisis existencialista.

-Poesía reivindicativa: social y política. Tipos sociales como verdugos, mendigos, reos de muerte, piratas… mostrados como modelos de libertad y exaltación del que muere luchando contra la tiranía.

-Poesía descriptiva de la naturaleza: más bien poesía narrativa que hunde sus raíces en el Romancero. Temas preferidos: historia y leyendas. Entre los autores más destacados se encuentran el Duque de Rivas, Zorrilla o Espronceda.

-Nuevas formas expresivas: sustitución de la mitología clásica por la nórdica. Los poetas se autodenominan bardos y la libertad expresiva se refleja también en la composición métrica, muy variada y combinada polimetría en la misma estrofa con escalas ascendentes y descendentes.

-Se relega el soneto en beneficio de la silva, muy usada en cantos patrióticos y filosóficos. El octosílabo es muy usado por Espronceda en ‘Canto a Teresa’. También se usa el endecasílabo agudo y nuevos metros como el hexámetro. Redescubrimiento del alejandrino y el Romance heroico, por ejemplo ‘El moro expósito’ del Duque de Rivas.

TEXTOS

LA LÍRICA DEL ROMANTICISMO

-José de Espronceda (1808-1842). Funda en juventud la sociedad secreta Los Numantinos, que provoca su reclusión y exilio en Lisboa y Londres. Ahí conoce a Teresa Mancha, que lo anbandona a él y a sus hijos para morir poco después (1839). Espronceda le compone la elegía ‘Canto a Teresa’.

-Participa en la Revolución de 1830 para explulsar a los Borbones del trono pero fracasa la sublevación contra Fernando VII orquestada por Joaquín de Pablo “Chapalangarra”, y se exilia regresando en la amnistía de María Cristina, siendo nombrado diputado progresista en las Cortes.

-Poesía de Espronceda: poemas ossiánicos ‘Himno al Sol’; políticos ‘A la muerte de Torrijos’, ‘¡Guerra!’, ‘El dos de mayo’; narrativos ‘El estudiante de Salamanca’; filosóficos ‘El diablo Mundo’; amorosos, de naturaleza, romántico y melancólico ‘La Noche’; exaltación a la sensualidad y hastío del placer ‘A Jarifa en una orgía’.

-Canciones: poemas monologados exaltando la libertad y criticando la hipocresía de la sociedad. Incluye ritmos marciales, pastorelas, nanas, barcarolas… anticipación al Modernismo: ‘La cautiva’, ‘La canción del pirata’, ‘El mendigo’, ‘El canto del cosaco’, ‘El reo de muerte’, ‘El verdugo’.

‘La canción del pirata’ exalta ideales de libertad y rebeldía religiosa, social y política, y es un manifiesto lírico del Romanticismo español.

-Enrique Gil y Carrasco (1815-1846). Autor de la mejor novela del Romanticismo español, ‘El señor de Bembibre’, y de algunos cuentos y relatos. Con la más fina sensibilidad de la corriente. Tuberculoso desde joven entra a trabajar a la Biblioteca Nacional y en la legación española de Alemania, donde muere dos años después. Murió sin haber publicado ningún libro de poesía.

-Tono melancólico, delicado, ansia insatisfecha, sensibilidad paisajística. Su estilo culmina con la lírica postrománcia de Bécquer.

-Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-73). De vida trágica (muertes de seres queridos), sus personajes son precursores del feminismo futuro, con carácteres fuertes y vitales. Querida y respetada por muchos autores españoles. Innova en los metros. Poesía donde refleja su experiencia amorosa, sensualidad e independencia vital. Manifiesta el tedio romántico, hastío y deseperación byroniana.

-Novelas ‘Guatomozín, último emperador de México’ y ‘Sab’, primera novela antiesclavista; también cultura el teatro.

-José Zorrilla (1817-93). Prolífico autor de cuna y educación absolutista. En 1837 adquiere fama al leer unos versos en el entierro de Larra. Comienza con la lírica y en edad adulta se inclina a la épica y narrativa en la linea de los Romances históricos del Duque de Rivas. Habilidad para los metros tradicionales castellanos.

-Se diferencia por no ser íntimo ni efusivo, sino sensual, sensorial, descriptivo, a veces grandilocuente y con verbosidad. Destacan sus ambientes y paisajes urbanos y naturales. Autor de ‘Don Juan Tenorio’.

LA PERVIVENCIA DEL ROMANTICISMO EN LA LÍRICA DE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO

-Gaspar Núñez de Arce (1832-1903). ‘Gritos de Combate’. Ideal liberal, rechaza la carrera eclesiástica impuesta por su padre. En Madrid es encarcelado por contrariar la política de Narváez. Tras la revolución del 68 es secretario de la Junta revolucionaria de Cataluña. Es periodista, diputado, senador, Gobernador Civil de Barcelona y Ministro de Ultramar, Educación y de Interior.

-Poesía: inquietudes sociopolíticas y angustias personales por los contrastes de los ideales y flaquezas humanas. Versos musicales, simbólicos e imágenes trabajadas cercanas a los parnasianos franceses. Considerado maestro modernista. Su tema recurrente es la duda.

‘Gritos en la noche’ (1875) como liberal denuncia la traición a la revolución.

-José Selgas (1822-82). Conservador y neocatólico. De corriente intimista dirigida al Romanticismo que culmina en Bécquer, demostrado en su libro de poemas ‘La Primavera’, renovando la lírica española. Análisis psicológico del amor. Analogía entre los signos de las pasiones humanas y las flores y plantas. Sus personificaciones de la naturaleza se tornan de virtudes abstractas, donde defiende los valores tradicionales.

POESÍA NARRATIVA

-Ángel de Saavedra, Duque de Rivas (1791-1865). Es uno de los iniciadores del Romanticismo en España. Condenado a muerte por sus ideas liberales por Fernando VII se exilia a Londres e Italia. Se cultiva con Byron, Shakespeare y Walter Scott. Regresa a España más conservador. Sus primeros poemas son más neoclásicos y anacreónticos, patrióticos y posteriormente románticos: ‘El desterrado’, ‘El sueño del proscrito’… escribe poesía narrativa y romance histórico como ‘El moro expósito’, que narra la leyenda de Mudarra y los infantes de Lara. Gracias a sus romances históricos se recupera la tradición del Romancero. Gran capacidad descriptiva, detalles coloridos y contrastes de luz y sombra. Obra teatral emblemática es ‘Don Álvaro o lafuerza del sino’ (1835).

-José de Espronceda. ‘El estudiante de Salamanca’.

-Dividido en 4 partes, la tercera en diálogo.

-Polimetría, más de 25 metros diferentes.

-Considerada la primera aproximación española a la novela gótica inglesa gracias a sus recursos prototípicos. Inspira a Bécquer en la rima XV donde se perciben ecos al comiento del verso 4.

-Responde a la teoría de la sublimidad de Edmund Burke que difunda las ‘Lecciones de Retórica’ de Hugo Blair.

-José Zorrilla. Destaca más como poeta épico-narrativo, con sus ‘Leyendas’, siendo cantor del pueblo en lo castizo y tradicional con colorismo, musicalidad y riqueza de vocabulario. Corriente conservadora y tradicional del Romanticismo español. Providencialismo mágico y simplista: una fuerza divina resuelve maravillosamente un conflicto humano. Destacan sus tipos humanos, de pasiones y contrastes, como sus ambientes.

rosalia-castro-400x557
Rosaía de Castro

LA RENOVACIÓN DE LA LÍRICA EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

-Llevada a cabo por Ramón de Campoamor hacia mitad de siglo debido a los signos de agotamiento en la lírica romántica; además, hacia 1860, la influencia alemana se une al folklore español renovando de nuevo la corriente con su principal figura Bécquer, que introduce una nueva sensibilidad en la poesía.

-El Realismo considera el error de los románticos en cuanto a su visión del mundo y el lenguaje poético y que no tienen planteamiento filosófico. Deshechan el lenguaje poético y antipoético y anteponen el lenguaje cotidiano como medio de expresión poética, así como los temas filosófico o científico. Desean expresar los sentimientos de todos los seres humanos en general.

-Campoamor: referente del Realismo, pero su concepto y humor en su poesía breve es deudora de la poesía de Espronceda. Según define la poesía Campoamor: “La poesía es la representación rítmica de un pensamiento por medio de una imagen y expresado en un lenguaje que no pueda decir en prosa ni con más naturalidad ni con menos palabras”.

-Mismos temas que el Romanticismo, pero difiere el estilo, el tono, la ironía sátira y mordaz combinada con melancolía; forma condensada y sentenciosa, lejos de la verbosidad del Romanticismo.

-Poesía de Bécquer: muy natural. Resulta sugerente, intuitiva, insinuante. Expresa matices profundos con concisión. Según Bécquer “Hay otra poesía natural, breve, seca, que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y desnuda de artificio, desembarazada dentro de una forma libre, despierta, con una que las toca, las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía”.

-Con Rosalía de Castro se funde el estilo de Bécquer con la meditación de la condición humana. Tiende a la rima asonante sin la música del Romanticismo y una armonía interior más suave.

TEXTOS

-Ramón de Campoamor (1817-1901). Conservador, ostenta cargos políticos. Su teoría literaria en ‘Poética’ establece a la poesía como la más adecuada para expresar las ideas. Recupera tradiciones como el apólogo y el proverbio populares en composiciones breves. Posee visión escéptica de la vida y en sus poemas amorosos encontramos humor e ironía. ‘Dolosas’ son pequeños dramas de la vida cotidiana; ‘Humoradas’ son epigramas de sentencias o máximas de filosofía práctica. La filosofía para Campoamor es observación ingeniosa y sátira. Sus ‘Cantares’ son mezcla de agudeza, malicia y sentimentalismo. Su poesía abandona la grandilocuencia del Romanticismo y renueva el léxico poético español. Influye en Bécquer, Rosalía de Castro y Antonio Machado.

-Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870). ‘Rimas’. De educación pictórica y musical, escribe en ‘El Contemporáneo’, donde se codea con escritores y políticos como González Bravo, quien actúa de mecenas. En su casa guardaba el manuscrito de las rimas para prologarlo pero un incendio en la revolución del 68 lo destruye. Después Bécquer lo reconstruye y lo bautiza como ‘El libro de los gorriones’, editado un año después de su muerte.

Con las rimas, Bécquer recupera y revaloriza la tradición popular de la poesía y la “estética del sentimiento”: tonos de copla y canción en desuso desde el XVIII pero recuperado por Heine en sus lieder alemanes. Lírica intimista, emociones sinceras con estilo fácil: desaparecen descripciones o narraciones, metáforas y rimas consonantes, y los versos de arte mayor. Expresa la idea desnuda. Para Bécquer el sentimiento amoroso es efímero y conduce al desengaño y la muerte, pero ilumina el mundo externo e interno del ser humano. La palabra no es suficiente para expresarlo, por ello sus rimas expresan más dolor y fracaso. Los modernistas lo imitan y alaban por su musicalidad y plasticidad. Se considera precursor de técnicas parnasianas y simbolistas que influyen en Juan Ramón Jiménez, Machado y los poetas del 27.

-Rosalía de Castro (1837-1885). En su niñez aprende la concepción del mundo de la sociedad campesina mientras permanece separada de su madre. En su juventud contacta con jóvenes galleguistas progresistas y románticos. En Madrid publica en 1856 su primer libro poético, ‘La Flor’ y se casa con Manuel Murguía, también poeta, galleguista y progresista. Tras la Restauración de los Borbones Rosalía permanecerá siempre en Galicia.

Personalidad fuerte e inconformista, también pesimista por ser hija de un sacerdote y por el fracaso de sus ideales liberales. En su obra trasciende lo personal. Entre sus obras en castellano figuran ‘En las orillas del Sar’ (1884), encaminada al modernismo y de fuerte inspiración filosófica y dolor por su país y vivencias esenciales del ser humano. Entre sus figuras aparecen las sombras de los que ya han muerto, la idea de suicidio y muerte como solución al sufrimiento, el temor al dolor que sigue a la felicidad, el amor como dolor y nada grato, la incomprensión por parte de “los otros”… también aparece una Galicia bella y destrozada por la emigración. Resulta un libro duro. De versos variados y novedoso, predomina la comparación a la metáfora, los símbolos, las recurrencias y los contrastes.

Novelas: ‘Flavio’, ‘Ruinas’.

LA PROSA ROMÁNTICA

EL COSTUMBRISMO

-Nace y se desarrolla en artículos periodísticos. Sus características: brevedad, descripción de personajes, conductas y ambientes contemporáneos. Esta atención a la realidad contemporánea es un antecedente de la narrativa realista; sin embargo la descripción de conductas, rasgos y actitudes pintorescos alejan al costumbrismo de la creación realista posterior.

-El artículo costumbrista es cultivado por autores románticos y realistas como Larra, Juan Valera, Emilia Pardo Bazán o Benito Pérez Galdós, y ofrece un documento histórico sin precedentes sobre la España del XIX.

-Artículos costumbristas: descripción de modos y actitudes de forma abstracta y especulativa, como en un cuadro. Por otra parte los artículos que toman ese cuadro y desarrollan un hilo argumental con personajes tipo, modelos, con actitudes y defectos qeu reflejan moral de la sociedad cambiante. Por ello algunos artículos se presentan con refrán o sentencia que describen sus intenciones; o una digresión presentando el tema a tratar. El artículo termina siendo un estudio de hábitos sociales del entorno, incluyendo un juicio a los mismos.

-Los tipos representados en el costumbrismo reflejan sobre todo los más modernos que surgen a partir del desarrollo industrial, creador de nuevos hábitos. Incluye regiones rurales y urbanas y hasta la sátira de defectos sociales.

TEXTOS

-Ramón de Mesonero Romanos (1803-82). Destacado costumbrista del romanticismo español y autor de los más importantes proyectos de renovación urbanística de Madrid. Fundó Semanario Pintoresco Español, que cambió el periodismo del país y consolidó y difundió el costumbrismo con sus artículos. El artículo costumbrista más personal fue ‘Memorias de un setentón, natural y vecino de Madrid’ (1880), pero su proyecto costumbrista lo inicia en 1822. Durante todos esos años su interés se centra en mostrar los cambios sociales por los nuevos valores morales y estudiando los comportamientos populares a modo de etnólogo. Lenguaje irónico y rico en registros del  castellano castizo hasta del Siglo de Oro.

-Mariano José de Larra (1809-37). Convertido en un hito por su suicidio con 28 años. Eleva a literatura el artículo periodístico. Crítico literario, contribuye al triunfo del Romanticismo. Funda la revista ‘Duende Satírico del Día’, de la que publica solo 5 números con críticas literarias y artículos costumbristas satíricos. Después encabeza ‘El pobrecito hablador’ con 14 números pero esta vez es más ágil y dinámico en su artículos, mostrando con crítica e ironía los defectos y carencias de la sociedad. En 1832 trabaja en la ‘Revista Española’ publicando también crítica literaria y teatral, política y costumbres firmando como Fígaro, convirtiéndose en un fenómeno para el público.

Por sus ideas reformistas trata los artículos como vehículos educativos para sanear la sociedad española. Logra crear una actualidad urgente en sus artículos gracias a su tratamiento en los problemas morales. Hacia el final de su vida los escritos se tornan más pesimistas a causa de su ruptura con Dolores Armijo y las circunstancias políticas.

-Serafín Estébanez Calderón (1799-1867). Erudito del Siglo de Oro español y cultura árabe. Cursa Derecho en Granada y es profesor de Retórica y Bellas artes del seminario de Málaga. En 1824 huye a Gibraltar por liberal y en 1830 vuelve y comienza su actividad periodística bajo el pseudónimo El Solitario. Recoge la mayoría de sus artículos costumbristas en ‘Escenas Andaluzas’, publicadas antes en ‘Cartas españolas’, una “Revista histórica, científica, teatral, artística, crítica y literaria” que inicia el impulso del género costumbrista. Además de las costumbres españolas, recoge un cuadro brillante de la vida andaluza con excesivo apego al castellano del Siglo de Oro.

Otros trabajos de divulgación científica: ‘De los palimpsestos y de la República de Cicerón’; ‘Geografía Antigua’, o la novela histórica ‘Cristianos y moriscos’.

José_Zorrilla_y_Moral
José Zorrilla

EL CUENTO ROMÁNTICO Y LAS LEYENDAS DE BÉCQUER

-A mitad del XIX resurge el cuento ya no como tradición oral y popular, tampoco lo acompaña una conciencia propia ni teoría que lo sustente e identifique, y aún es relacionado peyorativamente con lo no literario, asociado al cuento de conseja, relación, leyenda, balada en prosa y novela.

-Asociado a la prensa, usado por periodistas vigilados en tiempos de censura y elaborados de forma evasiva para mostrar disimuladamente lo que quieren decir realmente.

-Tipos de cuentos:

*Ficción, fantástico y maravilloso: más ligado al Romanticismo y englobado en el misterio y el terror. El maravilloso se cultiva menos y lo sobrenatural se acepta como algo cotidiano.

*Histórico: asuntos de la Edad Media y el mundo contemporáneo. Más numerosos. Erróneamente se llaman “de costumbres”.

*Costumbres.

-Con Bécquer se inicia una nueva forma de narración: una realidad de contornos imprecisos que expanden un universo psíquico. Tensión entre la realidad y lo sobrenatural, con la impresión de que es posible que en nuestro mundo ocurran sucesos sobrenaturales. Además, Bécquer se adelanta con su lenguaje y lírica de ritmos y metáforas, imágenes ópticas, táctiles y auditivas que son precursoras del futuro poema en prosa moderno.

TEXTOS

-Serafín Estébanez Calderón. Cuentos. Prosa rica y sintaxis compleja, pero más ligera que los artículos de costumbres. Destaca su ironía y humor socarrón que puede destrozar la magia romántica. ‘El collar de perlas’ muestra ambiente oriental con atmósfera fantástica.

-Gustavo Adolfo Bécquer. Leyendas. Basadas en la literatura popular, llevando la leyenda folklórica y el cuento a un nivel de expresión personal del mundo. En su prosa destacan su facilidad de descripción pictórica y gusto estético, así como la elevación de la fantasía a un instrumento cognoscitivo superior a la razón. La luz y la sombra simbolizan la vida y la muerte, el amor y el olvido. Prosa precursora del Modernismo.


BIBLIOGRAFÍA

‘Textos literarios españoles de los siglos XVIII y XIX’. Margarita Almela Boix. Uned; Editorial Universitaria Ramón Areces. 2013.

504 páginas. ISBN: 13-98-84-9961-141-9

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *