CosmoVersus

Revista de ciencia ficción y cultura

‘Mirando atrás: desde el 2000 a 1887’, Edward Bellamy (1888). Editorial Gaspar&Rimbau

Existe otro futuro alternativo y mejor. Utópico, digamos. Ese es el futuro de Mirando Atrás, una novela profética y esperanzadora donde la sociedad ha dado un giro importante hacia la solidaridad, la felicidad, amparadas por los propios Gobiernos de muchos países que practicaron un día el cambio a mejor para todas las personas.

Resulta difícil concentrar los detalles de este libro escrito y publicado en 1888 por Edward Bellamy, autor norteamericano que estudió leyes y después se dedicó al periodismo. Pese a su argumento sencillo la carga moral, filosófica y política es notable, hecho que llegó a influir a otros muchos más a lo largo de los años que quedaban hasta el fin del siglo. Es decir, que Mirando Atrás creó una moda de género.

SINOPSIS DE LA EDITORIAL GASPAR&RIMBAU

Mirando atrás: desde el 2000 a 1887 es una obra de carácter crítico que se sirve de la ciencia ficción como base para profundizar en los males sociales, políticos y fundamentalmente económicos de los países desarrollados en las postrimerías del siglo XIX. A pesar de desarrollarse en el futuro año 2000, mantiene un punto de vista comparativo enfocado hacia las miserias del auge de la industrialización del siglo XIX, la banca y la deshumanización social, temas que hoy día aún permanecen intactos a pesar de los cambios producidos en los últimos 130 años.

Boston, 1887. Julian West, joven burgués aquejado de unas dolencias, toma un brebaje preparado por su médico para dormir mejor, y se encierra en un búnker subterráneo de su casa. Su sorpresa, cuando abre los ojos, es desalentadora: se encuentra en el año 2000, y le acoge una familia que lo ha encontrado realizando obras en el mismo lugar que él habitaba. ¿Cómo pudo realizarse tal milagro?

Julian West comprobará que no solo Boston o los EEUU, sino el mundo entero han sufrido un cambio radical donde los Gobiernos centralizan el trabajo y la producción y aseguran a todos los habitantes sustento y educación justos e iguales para todos, donde el dinero ha desaparecido. Pero no solo seremos testigos de los cambios a nivel social, sino a nivel de conciencia y de adelantos tecnológicos que, pese a ser pocos, no deja de resultar curioso cómo algunos se han hecho realidad en cierto modo desde hace unas pocas décadas.

Centrado en la utopía del socialismo fabiano, Mirando atrás, resulta de una lectura deliciosa, propia de su época, con un final casi folletinesco pero cargado de optimismo y que mantiene la actualidad de las cuestiones que nos presenta.


 

IMG_20190615_000412.jpg
Mi ejemplar del libro

Siguiendo este esquema, nos adentramos en un extraño viaje a través del tiempo, donde Julian West, un joven burgués, entra en shock al comprobar que el mundo en que ha vivido ha dejado de existir de la noche a la mañana, nunca mejor dicho, puesto que su despertar, 113 años después de acostarse una noche, se produce casi forzoso y es ayudado por la familia Leete. Atrás quedan su prometida Edith, su estilo de vida aristocrático y su mentalidad arraigada en la sociedad en la que ha estado viviendo. Esto es lo primero que Bellamy podría hacernos plantear: ¿seríamos capaces de abrir nuestra mente a una nueva forma de vivir en una sociedad tan contraria a la que aceptamos actualmente? Quizá, a la fuerza sí, ya que no tiene solución.

El doctor Leete, cabeza de familia, y sobre todo su hija, se volcarán a mostrar a West las maravillas de la nueva sociedad. Una utopía creada a raíz de los acontecimientos que, en los días pasados de Julian, estaban a punto de desembocar en una Revolución. Poco a poco Leete narra al protagonista cómo se fueron produciendo dichos cambios, y de qué manera la sociedad y los gobiernos impulsaron, con la fuerza colectiva, a luchar contra la injusticia provocada, principalmente, por el sistema económico imperante, corrupto y enajenador de los bancos y el mercado.

Los anales de vuestra época nos han mostrado qué grito de indignación se alzó de todas partes contra aquella concentración de capitales (…). Si echamos una mirada hacia atrás, no podemos asombrarnos de aquel grito de desesperación, porque la humanidad no habría conocido nunca suerte más horrorosa que la que parecía prepararle la era del despotismo de las grandes compañías.

Mirando Atrás. Edward Bellamy, 1888.

A través de las tertulias iniciáticas, West irá conociendo en primera persona cómo se organiza la economía, el trabajo, la educación, los intercambios comerciales… todo ello gestionado por el gobierno en pro de la comodidad y felicidad de todas las personas. Incluyendo, cómo no, la liberación de la mujer, su inclusión laboral y social, hasta en los organismos gubernamentales. Pero en lo que más hincapié hace Bellamy, es en la libertad de las relaciones de noviazgo y matrimonio, en los que desaparecen las obligaciones de cortesía de la época de West, así como la vergüenza femenina a la hora de mostrar sus sentimientos. Esto puede parecer normal en nuestro momento histórico, pero no en el siglo XIX, cuando se publicó la novela.

Nuestras mujeres son miembros del ejército industrial con el mismo título que los hombres; no lo dejan excepto cuando las reclaman sus deberes de maternidad.

Mirando Atrás. Edward Bellamy, 1888.

Edward_Bellamy_-_photograph_c.1889.jpg
Edward Bellamy

La cualidad de esta novela estriba en su mirada comparativa hacia el siglo XIX y el antiguo orden político-económico del mundo, de forma que al llegar a la nueva sociedad socialista del doctor Leete y su familia, resulte más impactante el efecto para una mente anticuada como la del joven burgués… y la de todo lector que se atreva con esta obra.

A pesar de la poca acción en su argumento, no deja de poseer riqueza de escenarios y, lo más importante: el mensaje, la descripción de la nueva organización social donde las personas llevan una vida justa de comodidad, trabajo y felicidad desde el punto de vista de una sociedad donde, a la fuerza, existen leyes, obligaciones y derechos por el simple hecho de ser sociedad. Ya el propio Leete lo dice: que el ser humano, en el momento de convertirse en un animal gregario, no puede vivir fuera de la sociedad. Además, este es un principio básico de Sociología en nuestros tiempos y desde que Auguste Comte lo enunciara en 1843.

Para terminar, Mirando Atrás se sirve de un marco folletinesco para dar cierre a una historia que escondía pistas desde el principio y que a buen seguro no dejará impasible a los lectores. En definitiva,  un libro ameno y de profundo sentimiento político que en su día fue uno de los más importantes en el mercado literario y que a día de hoy el tiempo no ha pasado por él.

Bellamy escribió una secuela de Mirando Atrás, titulada Equality y publicada en 1897, pero no tuvo el mismo éxito que su predecesora.

MIRANDO ATRÁS: DESDE EL 2000 A 1887. ENLACE A LA EDITORIAL Y COMPRA


BIBLIOGRAFÍA

Mirando atrás: desde el 2000 a 1887, por Edward Bellamy (1888).

-Título original: Looking Backward: 2000-1887.

-Edición de Gaspar&Rimbau, 2018. Colección Recuerdos del Futuro.

-Traducción: Ricardo Francía.

-Introducción: Alberto García.

-Tapa blanda, 342 páginas. Ilustraciones en B/N.

-ISBN: 978-84-948908-7-1

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 thoughts on “‘Mirando atrás: desde el 2000 a 1887’, Edward Bellamy (1888). Editorial Gaspar&Rimbau

  1. Parece muy utópico. No lo conocía y me resulta muy interesante los temas de los que habla, tan alejados, como bien remarcado, de la sociedad de la época. Estoy segura de que debió causar sensación.

    1. Sí, causó sensación, hasta el punto de inaugurarse por todo el mundo clubes Bellamy para discutir sobre todos los temas del socialismo utópico, y creó “moda”, es decir, se empezaron a publicar numerosas novelas de este tipo. Gracias por tu comentario 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *