Narración con incógnitas: ¿hacer pensar al lector o dárselo mascado?

Narración con incógnitas. Muchos hemos leído novelas y cuentos que parece que nos dejan a medias. Incluso yo he escrito así. Pero hay gente que prefiere que le expliques todo paso a paso, y otros aplauden que dejes algo a la imaginación de quien lo lea. Nuevo tema para reflexionar en el que doy mi humilde opinión.

Narración con incógnitas

¿Desarrollar tanto la trama y explicar lo que pasa? ¿O mejor dejar pistas para que los lectores piensen? Según el público o el producto, pensaréis. Y no andáis lejos. Tengo unos gustos literarios muy concretos, una forma muy personal de ver la vida y la literatura. Y no hablemos del cine y las series… Por eso también escribo lo que a mí me gusta ver o leer en otros medios.

Nada es específicamente correcto

No, no lo es. ¡Y quien os diga lo contrario, os quiere engañar! Esto trata simplemente de gustos. Pero una cosa os digo: artísticamente, es mejor «no dar demasiadas explicaciones». ¿Por qué? Te luces más, te hace pensar. Es más real, más apasionado. Luego, hay productos para todos. No hay nada de malo en ello. Puedes escribir una novela de quinientas páginas y darlo todo mascado al lector, como esas novelillas de los noventa donde, ¡oh, sorpresa! Resulta que lo que pasaba era que X persona estaba haciendo Y cosas.

Y el lector ni se enteraba. Pero crea expectación, impacta, ¿verdad? En el fondo, es una técnica que nunca he podido apreciar, porque normalmente es un AS que se saca el autor de la manga. No ha dejado pistas ni antecedentes que pudieran dar lugar a pensar en esa resolución. A eso lo llamo «engañar al público».

No aclares que amanece

Explicar algo que ya ha quedado claro, es una redundancia en sí misma y afea el texto. ¿Cree el autor que soy tonto? Noooo, claro que no. Solo que… ¿pretende rellenar más páginas? Esta es una lección que aprendí hace pocos años de manos de mi editor. Y tenía toda la razón. ¿Ya lo has dicho? Pues ya está. No sigas haciendo hincapié, porque puedes volverlo más oscuro y liar a los lectores.

Perderse en un mar de datos

Por eso hay mucha gente que no entiende nada cuando en una novela se cuentan cosas que parecen no tener sentido… No tiene nada de particular, ya se esclarecerá lo que está pasando. Y lo bueno es que más adelante agradecerás que el escritor te haya llevado por esos derroteros. No se necesita tampoco mucha pedantería para explicar esto, por eso prefiero contarlo de forma sencilla. Se trata de «atar cabos» a medida que vas leyendo. Y, claro está, de disfrutar de muchas cosas: personajes, situaciones, ideas… hasta llegar al culmen. La narración con incógnitas tiene su premio.

Piénsalo mientras escribes o planifícate: el misterio atrae al público. No le des de comer, deja que se curre la solución e interprete tus historias, que halle su propio método para despejar la incógnita.

Yo lo hago

Como he dicho antes, en muchas ocasiones suelo emplear esta técnica. Concretamente, en El sueño de la razón (Fantasía y terror de una mente equilibrada, Gaspar&rimbau Editorial, 2020), al protagonista le suceden ciertos hechos inexplicables, fantásticos. Pero en ningún momento explico qué y por qué sucede. Al final, doy ciertas pistas de lo que podría ser con la propia visión de otro personajes, los que están en un plano de perspectiva «real». Pero no aclaro nada. Dejo a la suerte del criterio del público lo que crea conveniente, y sin «desmadejar» los sucesos ni contradecirme. Claro está que es un cuento de fantasía, y ahí caben múltiples interpretaciones. ¿La clave? El lenguaje que emplees, que es crucial.

La aventura de estar ahí

Ahí, dentro del libro, como si lo vivieras, como si tú fueras el protagonista: leer es todo un reto, y a nadie le gusta lo fácil. Los lectores exigentes son como los escritores exigentes: nos gusta lo difícil. Creo que todos hemos leído/visto en muchas ocasiones algo parecido. Que sí, volviendo a frases desgastadas: «lo esencial es invisible a la vista». Vale, con este topicazo resumo lo que vengo a decir y termino. Así que, ¡a darle a la imaginación, sed exigentes con vuestro público!

Otros artículos sobre actualidad editorial y de escritores: ¿Definen las editoriales a los escritores que publican?

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja un comentario