‘Otra vuelta de tuerca’ (1898), de Henry James [Reseña]

Si existe una novela que exprese el terror más extremo a los fantasmas de la mente, esa es Otra vuelta de tuerca, escrita por Henry James, donde no faltan espíritus acechantes, una mansión encantada y personajes ambiguos.

Otra vuelta de tuerca

Porque no hay peor miedo que la sospecha y la incertidumbre. Esto es básicamente la novela de Henry James, una novela adaptada, al menos, una veintena de veces al cine y televisión, sin contar con teatro.

Una muchacha hija de un clérigo acude a la mansión Bly a cuidar de dos hermanos, Miles de diez años, y Flora, más pequeña. Pronto, la institutriz se verá acosada por los fantasmas de la señorita Jezzel y de Quint, la anterior institutriz y el jardinero, muertos en trágicas circunstancias. Pero lo que la muchacha no sabe, es que quizá los niños interactúan con ellos.

Obsesión

El relato juega con una carta decisiva: la sutileza. Digo esto porque, dentro de los varios sucesos propuestos, nunca se muestran claramente, dando lugar a dudas, sospechas e incertidumbres. Y si le sumamos la obsesión a la que llega la institutriz (de la que no sabemos el nombre) por los hechos acecidos, tenemos una bomba explosiva de tensión asegurada.

La represiva educación de la institutriz, unida al temor de pensar mal de las criaturas que tiene a su cargo, y las conversaciones a medio esbozar con la ama de llaves, la señora Grose, quien no llega a explicar bien las certezas que cree tener la muchacha, hacen que el conjunto de piezas en la mente de la institutriz sea de un caos terminal.

Fotograma de The innocents, adpatación de 1961 por Jack Clayton

«Era el mortal silencio de nuestra larga mirada en aquel angosto espacio lo que proporcionaba a todo el horror, por enorme que fuera, su única nota innatural.»

Otra vuelta de tuerca

Posibilidades

Como no quiero desvelar más, que ya he contado mucho, solo diré que la lectura de Otra vuelta de tuerca ofrece varias alternativas a los sucesos narrados. La novela es muy corta, condensada en un ambiente febril, donde las sensaciones de la insitutriz se transportan al lector, provocándole ansia y tensión. Las distintas explicaciones podrían ir desde el simple trastorno de la protagonista hasta la posesión física por parte de espíritus malignos, pasando por el engaño de dos cándidos niños que confunden a sus mayores haciéndoles ver que no son lo que parecen.

Estas lecturas son conclusiones personales a partir de lo leído, y así es como podría entender la situación en la mansión Bly. Tengo pruebas para cada una de las posibles explicaciones, enfrentadas todas ellas. Por lo que al final, podría creer que todas son legítimas.

Adaptación de Eloy de la Iglesia

Es la única que he visto de momento. Película de 1985 y sello español, dirigida por uno de los mejores directores y , en mi opinión, cronista de aquellos tiempos, Eloy de la Iglesia, donde, a pesasr de algunos cambios, el guión es fiel al original. Se habla que en Otra vuelta de tuerca existe un ingrediente sexual , que yo no he visto, a menos que las insinuaciones nunca completadas de la señora Grose vayan por esa linea; sin embargo, en la película de Eloy de la Iglesia la tendencia es explícita, incluso embarazosa. Y creo que es una de las opciones que ha escogido el director para dar cuerpo a la película, una de varias interpretaciones. Con ello ha conseguido dotar de personalidad única a la cinta.

La ambientación de Otra vuelta de tuerca de Eloy de la Iglesia es de las más conseguidas

Lo que también refleja fielmente es el ambiente y los hechos, algo trastocados pero completamente sacados de la narración. Todo ello, unido a las interpretaciones excelentes de los actores hacen a esta película indispensable. La historia transcurre en una casa en Euskadi, y en lugar de una institutriz, es un seminarista atormentado quien ocupa el lugar como maestro de los niños.

«[…] mantuve los ojos fijos en la cosa de la ventana y la vi moverse y cambiar de postura».

Otra vuelta de tuerca

Opinión final

Considero magistral la forma en que James ha expresado los tormentos y las obsesiones de la protagonista, la institutriz, que es quien narra la novela, cuyas palabras son extraídas de su propia confesión y leídas por otro personaje, Douglas, a varias personas, años después de la muerte de ella, ya anciana. Posiblemente los vericuetos y «comidas de cabeza» de la muchacha sean exagerados, lo que resalta la impresión de ser una persona tremendamente exaltada, casi demente.

A veces me he perdido un poco con los diálogos: los personajes mantienen conversaciones que no acaban de aclarar, dejan frases y expresiones a medio, sugieren, dan a entender que saben de qué hablan, pero no el lector. Esto me ha creado desconcierto, no sé si es por la traducción o porque es un relfejo del original. Con esto no digo que la traducción, de Domingo Santos, sea inadecuada.

El final es, quizá, lo más esclarecedor, la clave de todo, de todas las suposiciones y posibilidades que admite la interpretación de la novela. Otra vuelta de tuerca es, a mi entender, la síntesis de las mansiones encantadas y el terror psicológico.

Novedades

Ahora queda saber cómo será la nueva adaptación de Floria Sigismondi, estrenada hace unas semanas en España, y La maldición de Bly Manor, serie de televisión. Estas adaptaciones no las he visto aún, pero tengo entendido, por las imágnenes que he visto, que difieren en su desarrollo en muchos más aspectos de la original.

Por lo visto estamos asistiendo a un revival de cine y series de casas encantadas, que siempre las ha habido, pero esta novelita es un caldo de cultivo ideal para las actuales tendencias que, por otro lado, no reciben, por mi parte, grandes aplausos, sino amplias dudas.

otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca

Autor: Henry James, 1898.

Título original: The turn of the screw.

Edición: Ciro Ediciones, vol. IV, 2010.

Traducción: Domingo Santos.

Características: tapa blanda, 120 páginas.

ISBN: 978-84-96878-2

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador de CosmoVersus, autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada'. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: