‘Psycho Pass’, distopía futurista criminal

Psycho Pass, con tres temporadas y varias películas engloba el género de cyberpunk y novela negra con altas dosis de ciencia política. En algunos momentos se me ha ido de las manos pero ha sido fácil seguir el hilo gracias a las migas de pan que van dejando durante los capítulos.

Psycho Pass, coeficiente criminal

El Psycho Pass es el coeficiente criminal que se mide a través de un sistema de Inteligencia Artificial llamado Sybil que protege Japón. Es el año 2113, y las personas son «escaneadas» según la probabilidad de desarrollar actividades o intenciones criminales. Así es el panorama que se presenta nada más empezar la serie. Esto nos pone en la linea de argumentos como Minority Report.

El control de la población ha sido siempre una constante en la literatura, el cine y la animación. Las distopías encarnan un buen caldo de cultivo para la especulación a corto plazo, por eso Pyscho Pass, en mi opinión, es un anime resuelto y bien organizado que cumple su propósito: historia emocionante, terror psicológico, ambiente neo-noir, fondo de tensión socio-política y conspiraciones gubernamentales.

Empecé a ver esta serie pensando que sería buena, pero me encontré con algo realmente insólito, brillante y ganadora indiscutible de los mejores puestos en cuanto a ficción creativa. Podéis verla en Netflix y Amazon Prime doblada al español con posibilidad de versión original subtitulada.

Tokyo en el siglo XXII.

Si te gusta X, te gustará Psycho Pass

Antes de seguir con el argumento os comento que, si habéis visto alguna de estas series de anime que voy a nombrar, os gustará Psycho Pass.

-Cowboy Bebop. A pesar de que esta transcurre prácticamente en el espacio, no tiene nada que ver con Psycho Pass, pero la estética del dibujo coincide bastante. En lo que sí hay similitudes es en el tratamiento de los personajes, en los que profundiza y enfrenta a miedos, sentimientos encontrados y procesos de superación. El segundo opening de Psycho Pass es muy similar en estilo a Cowboy Bebop.

-Ghost in the Shell. También de ambiente cyberpunk, coinciden en que se basan en un equipo policial que lucha contra el crimen. En Psycho Pass encontramos, además, con cuerpos «prostéticos» o híbridos a los que se les coloca el cerebro de una persona. Obviamente, ya nos informan de que no serán inmortales, lo contrario que ocurre en GitS, que las mentes son incorporadas a la nube; pero sí alcanzarán mayor esperanza de vida.

La historia

El argumento de esta primera temporada de Psycho Pass se centra en la Unidad 1 de la Sección de Crimen y Seguridad Pública. Akane Tsunemori acaba de ser asignada a su supervisión. Es muy joven y tiene aún muchísimas inseguridades. Se enfrenta a la vida, la muerte, y bajo su débil apariencia se esconde una gran luchadora. Los personajes que la rodean son oficiales y ejecutores; estos últimos, condenados por su alto coeficiente de criminalidad que son reinsertados como policías, portando sus dominadores: pistolas integradas a la red Sybil que determinan el coeficiente de la persona perseguida y deciden, por su grado, si debe ser neutralizada o ejecutada.

Los protas.

Narrativa

Ágil, evitando rellenos innecesarios, de gran tensión en momentos de acción. Propone algunos saltos y flasbacks que no se hacen pesados y ayudan a mantener el ritmo en toda la serie. Las primeras escenas pertenecen a uno de los últimos capítulos, momento cumbre en la trama, lo que crea interés y grandes expectativas.

Presenta a los personajes con maestría, su psicología, intenciones y objetivos, su pasado. En este plano habrá sorpresas que se irán explicando a medida que avancen los acontecimientos. No es una trama lineal sino dinámica, evitando el aburrimiento o la simplicidad.

En ocasiones los créditos del principio o del final son absorbidos por la trama del capítulo, omitiendo el montaje destinado al tema en cuestión. Esto le da un aire cinematográfico.

Opening 2: Out of Control. Por Nothings Carved in Stone

Diseños

Psycho Pass contiene numerosos ambientes vaporwave, excelentes combinaciones de colores acertadas para crear clímax de auténtico cyberpunk, escenarios sumamente cuidados en contraste con la idea de sociedad del siglo XXII. La ropa y apariencia personal pueden cambiarse por hologramas, así como la decoración de tu propia casa. La ciudad, completamente invadida por la tecnología y lo que se podría denominar «edificios inteligentes» tiene también su partida contraria: suburbios decadentes con restos de tecnología de principios del siglo XX, como por ejemplo tramos de metro subterráneo.

Tramas

A partir de aquí, mucha atención, porque voy a desentrañar muchas cosas. Si no queréis enteraros, no leáis este apartado. Los primeros capítulos presentan a la Unidad 1, los personajes y el contexto. Pero pronto comenzará la trama principal: un asesino despiadado cuyo coeficiente de criminalidad no se puede medir (existen personas, pocas, con esta característica) y que pone en jaque a la Policía. Pero su principal objetivo será descubrir qué se esconde bajo las zarpas de Sybil: un entramado político y una mentira piadosa que pretende que la gente y la sociedad sea feliz siendo controlada eficazmente. El descubrimiento de estos hechos por parte de algunos personajes será determinante para el desarrollo: Sybil está compuesta por los cerebros extirpados de criminales y otros individuos de potente inteligencia, y son ellos quienes, conservados en una cámara subterránea, toman las decisiones del bien y el mal en la sociedad.

Teorías políticas

De autores clásicos en Sociología y Política. Son nombrados como base de las ideas del malo de la película: Shogo Makishima, que utiliza su mal como vehículo para descubrir las mentiras del sistema Sybil. Críticas a la burocracia, a la servidumbre de la conformidad social frente a la libertad individual… todo un reflejo de nuestra sociedad actual, siempre en un grado de pesimismo patente en toda la serie. Sin embargo, los personajes, detrás de sus reacciones y decisiones, tendrán siempre la última palabra.

Akane y Ginosha en las oficinas de la Unidad 1.

Siguientes temporadas

De momento solo he visto la primera temporada, que consta de 22 capítulos, y quiero, pronto, poder ver las otras dos temporadas y las películas. Habrá cambios en personajes, pero si la linea es igual de potente que esta primera temporada, creo que Psycho Pass es un imprescindible, te guste o no el anime, de cualquier admirador de las distopías y el cyberpunk. Ya ni hablemos de la banda sonora, uno de los fuertes de la serie, con temas de fondo potentes, indentificables y hasta esperables, que crean placer y confort cuando empiezan a sonar. Las canciones de los créditos son igualmente asequibles al oído.

Sin desperdicio

Tramas criminales, críticas sociales, capitalismo y distopía, desarrollo de las redes de internet, cyberpunk puro y duro. ¿Cuál va a ser la siguiente serie que veás? Con esta increíble perspectiva que os muestro, ¡estoy seguro de que la elegiréis sin pensarlo!

Psycho Pass, Temporada 1, 2012. Capítulos: 22. Estudio: I.G. Production. Dirección: Naoyoshi Shiotani y​ Katsuyuki Motohiro. Producción: Koji Yamamoto, George Wada, Kenji Tobori y Wakana Okamura.

Trailer en alemán.

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: