‘Recuerdos de la Alhambra’, la serie surcoreana (2018) [Reseña]

Recuerdos de la Alhambra (Memories of the Alhambra) es una serie surcoreana que nos ha llegado recientemente gracias a Netflix. Dentro del género de los doramas, que explicaré en la reseña, ha resultado de un interés importante, ya que mezcla un leve romance con la fantasía de un videojuego de realidad aumentada en una trama de tensión y suspense.

Recuerdos de la Alhambra

Es el primer dorama que veo. Un dorama es la «españolización» de drama pronunciado por los asiáticos. Es, sencillamente, una serie de televisión. En este caso, Recuerdos de la Alhambra consta de 16 episodios y es un producto completamente surcoreano y de consumo surcoreano. También se le llama KDrama (la K por Korea), pues también hay doramas japoneses.

¿Por qué digo que es un producto surcoreano para consumo local? Salta a la vista, cuando empiezas a ver la serie, que muchas actitudes son culturalmente surcoreanas, y por ciertos errores como hacer pasar escenarios europeos o catalanes como granadinos: en multitud de escenas, mientras los protagonistas están en Granada, se ven hospitales, estaciones de tren, comercios, bares… con letreros en catalán. Eso a los surcoreanos no le dan importancia. Pero nosotros nos hemos dado cuenta de ese tren rodalíes1 y de lazos amarillos y banderas esteladas en Granada (me he quedado sin ojos y sin sangre en el cuerpo…)

Además, una producción para exportar internacionalmente tendría mucha más inversión y presupuesto, amén de evitar cánones culturales locales y adaptar más la historia a una imagen global. Recuerdos de la Alhambra ha quedado en una modesta serie de producción telenovelesca, romántica, con grandes dosis de suspense y emoción. Eso sí, descafeinados. Pero ha sido una serie que me ha encantado por muchos otros motivos.

Los extras

Dado que ha sido rodada en Budapest, Hungría y Eslovenia, aparte de España, muchos extras que deberían ser granadinos tienen un español bastante curioso. Un sonoro español con acentos extranjeros. De nuevo esto se le perdona a la producción, puesto que los surcoreanos no lo van a notar. La verdad es que hablan bastante mal, pero al estar subtitulado no hay problema para saber qué dicen. ¡Ah, claro! Se me olvidaba. Los subtítulos de Netflix son buenos, pero cuando he tenido que tirar de otras plataformas con subtítulos de aficionados, no tengo claro que las traducciones hayan resuelto todas las dudas. Se agradece la intención.

Primeras escenas del videojuego. Jin Woo está en Granada, pero la plaza donde rodaron es la Fuente de Hércules, en Liubliana, capital de Eslovenia. La estatua de la fuente se sustituyó por la figura de un guerrero del rey Nasrid de Granada, fundador de la dinastía nazarí.

Recuerdos y memorias

He visto muchas traducciones del título y a menudo se ha transcrito como Memorias de la Alhambra. Grave error. No hay que hacer estas cosas a la ligera. No soy académico de la RAE, y cometo errores a menudo, pero lucho por solventarlos y corregirlos. Resulta que el vocablo memorie del inglés, en su correcta traducción al español significa recuerdo. Por lo tanto, este vocablo es un false friend. Un false friend, según aprendí hace años en clases de inglés, es una palabra que se asemeja mucho a otra en español pero que su significado es diferente. Algo así como library, que no significa librería para nada, sino biblioteca.

Además, el título Recuerdos de la Alhambra alude más a la pieza de música de Francisco Tárrega, compuesta en 1896, titulada, por supuesto, Recuerdos de la Alhambra. Los protagonistas no comparten en toda la serie ni un solo recuerdo en la Alhambra, sino en la propia Granada. Esta pieza musical a guitarra tiene muchísima importancia en la serie, pues suena en todos los capítulos y es protagonista, en parte. Entonces, por favor, no me toquéis más el disco duro con tanto calco del inglés, porque esto se extiende y termina siendo una locura2.

¿De qué va esta serie?

No me enrollaré, porque quiero centrarme en otros aspectos, así que iré al grano. El joven Jung Sae Yoo ha creado un videojuego de realidad aumentada basado en unas lentillas con las que puedes interactuar con tu entorno, pero de manera virtual. Algo así como el dichoso Pokémon Go, pero más bestia. El muchacho queda con Yoo Jin Woo, CEO de la empresa multinacional J-One Holdings, en el Hostal Bonita de Granada, para una posible oferta de venta. Pero el joven desaparece sin dejar rastro. El hostal está regentado por Jung Hee Joo, hermana de Sae Yoo. Allí va a parar Jin Woo, para resolver el misterio de la desaparición del joven.

Sin embargo, una vez allí, consigue las lentillas y prueba el juego. Es realmente increíble, realista… tan realista que hasta puede resultar letal. A partir de entonces, aparece Cha Hyun Suk, de una compañía rival y antiguo amigo de Jin Woo. Este encuentro resulta fatal para el destino de todos los personajes.

Aquí va el tráiler. Mal que me pese, insisto: no es «memorias», sino «recuerdos». Y perdón por los subtítulos…

Romance y fantasía

Al principio pensé que habría una buena dosis de ciencia ficción, pero a medida que avanza la trama, me di cuenta de que había más fantasía que otra cosa. Y aunque el romance es escaso, tanto que no llega a ser aburrido ni pesado, a veces se convierte en magia. Ya lo dijo el protagonista, Jin Woo, sin saber que su metáfora se haría realidad: «Granada será conocida no solo por la Alhambra, sino por la magia».

Como he dicho antes, el centro de todo es el videojuego, del que incluso su creador no puede más que sorprenderse de los resultados, un tanto fuera de la realidad que tenemos normalizada. Pero es una fantasía posible, y, quizá, si dieran una oportunidad a continuar la serie, se podría dar una vuelta de tuerca a esos hechos inexplicables.

Según podemos comprobar, Recuerdos de la Alhambra ha tenido un gran impacto en la ciudad y un altísimo nivel de audiencia en Corea del Sur.

El videojuego y la cultura hispánica

Se entremezclan entre ellos: el increíble videojuego de realidad aumentada y la cultura hispánica. Más concretamente, la andalusí, pues el videojuego se ambienta en el año 1492, en la Reconquista de los territorios musulmanes. Con guerreros nazaríes y castellanos, armas, combates, alucinantes fenómenos y búsqueda de artilugios, localizaciones clave en los rincones de Granada, de la Alhambra; incluso la leyenda de la Mano de Fátima y la Llave del Cielo.

Por otro lado, la protagonista y dueña del Hostal Bonita, Hee Joo, quien se hace llamar Emma en su vida pública, toca la guitarra y trabaja de guía turística. Precisamente, ella también aparece en el videojuego bajo la identidad de un personaje muy especial y clave en la historia.

Me esperaba algo más alucinante con el videojuego, sin menospreciar el resultado final. Pero solo el hecho de que la realidad esté integrada en el mismo, ya es bastante interesante, para empezar. Luego, la fantasía que despliega la historia, cómo enlaza la época histórica y los elementos del videojuego en la realidad, y todo con solo unas lentillas, es digno de alabar. La única pieza que no he terminado de encajar, y que posiblemente no se explique, es… ¿cómo ha podido el videojuego traspasar los límites virtuales de la ficción para entrar en la realidad y modificarla? Ahí lo dejo.

Combate a espada contra Cha.

La Alhambra

Se tiene que decir: apenas aparece en toda la serie. En algún capítulo, muy poco. Y los protagonistas, como he comentado, no tienen ningún encuentro en ella. Habría sido, era necesario, que se vieran allí. Es una pena no haber aprovechado la calidad de guía de Hee Joo en la Alhambra para que tuviera escenas con Jin Woo. Eso sí habría sido un buen recuerdo de la Alhambra. Pese a todo, hay muchas otras localizaciones en Granada dignas de ver.

Formato

Principalmente se basa en contar de una forma desordenada en muchas escenas. Es decir, con flashbacks. De un capítulo a otro puedes ver una escena que, más o menos, continúa de forma natural la trama. Pero seguidamente, rellenan con otras escenas que explican muchas más cosas. Claro, esto no siempre pasa, en ocasiones comienzas viendo algo que te hace desorientarte, pero como es la dinámica de la serie, sabes que acabarás por saber qué está pasando.

Otra de las técnicas narrativas es la sorpresa. En Recuerdos de la Alhambra no te dejan de sorprender capítulo a capítulo, pues siempre hay algo escondido y que te deja más dudas y preguntas que antes. Desvelar las cosas a su tiempo parece una virtud en el guion, que en este caso no ha abusado de sus elementos más importantes.

Me quedo, sin duda, con los primeros capítulos, donde empieza todo, donde podemos disfrutar más de Granada. A partir del capítulo 6, más o menos, los personajes vuelven a Corea del Sur, y Granada se convierte en eso, en un recuerdo al que acudirán en una o dos ocasiones de escasa aparición. Por esa razón, para mí los primeros capítulos son los más bonitos: los protagonistas se conocen, el misterio del videojuego y Sae Yoo están a flor de piel y no te esperas muchas cosas. Ahí es donde está la magia. Y en Granada, cuyas calles aparecen a cascoporro (aunque a veces no sepas si estás en Barcelona, Tarrasa, Gerona o Europa del Este).

Estremecedor video con el tema principal de Recuerdos de la Alhambra, del maestro Francisco Tárrega (1896)

El final

Sobre la resolución final… bien, es un final abierto, pero en el sentido de que ya te han contado ciertas claves para que puedas imaginarte lo que pasa y cómo se resolverá. Mucho se habla de una segunda parte. Preferiría que lo dejaran tal como ha quedado. Si bien he encontrado algo que no me ha gustado mucho, y es en las expectativas respecto a un personaje del que se espera su regreso. No ha sido, en absoluto, emocionante, ni ha resuelto lo que podría haber sido la liberación para los demás personajes. Sí, hablo un poco en clave para no contar nada.

Creo que el final ha sido el justo y necesario, sin importar qué sentido pueda o no tener, sin necesidad de ser explicado. Ha quedado todo muy clarito. No cabe duda de que podría darse muchas vueltas al guion para dar mayor despliegue de emociones a una posible continuación, pero eso es otro cantar.

Más cosas y habladurías

He leído que hay mucha publicidad en la serie, exageran. De toda la vida (o casi toda) ha habido publicidad en las escenas de muchas producciones. En unas más que en otras. Recuerdos de la Alhambra no es menos. Pero muchos de los que hoy se llevan las manos a la cara de espanto, pecan de un adanismo exacerbado, porque es un escándalo que no sepan usar los medios de la red de redes para informarse. Médico de familia es una serie española emitida desde 1995 a 1999. Pues bien, que yo recuerde, fue la primera serie que vi donde la publicad era una exageración (ojo, yo era pequeño y hablo desde aquella primera vez).

Había, en el desayuno de los protagonistas, toda la publicidad de marcas que se quiera: leche, cacao, bebidas… Eso es lo mínimo que recuerdo. Nadie se muere por eso. Creo que es algo con lo que podemos vivir. Otras series vinieron después, por ejemplo Aquí no hay quien viva. La ropa era el reclamo principal, y daba el cante; sobretodo en la moda juvenil.

Los protagonistas: Park Shin Hye y Hyun Bie

Vamos a pensarlo mejor

También ha habido comentarios de que da mala imagen a España que se muestren trenes de larga distancia muy antiguos. Déjame decirte, amigo, que aún hay coches cama (para pernoctar) y que no son un Alvia ni un AVE. Y que en muchas ciudades donde he estado, los cercanías tienen al menos medio siglo y son los peores cacharros que he visto en mi vida. No necesitamos mala publicidad, porque ya la tenemos. También he leído que Granada no tiene estación de ferrocarril desde hace años. Bien, en 2020 fui personalmente a Granada en tren y la estación está a 10 minutos andando del centro. Y esa estación se ve en muchas escenas de la serie.

Actuaciones

Mis favoritas: Hyun Bin (Yoon Jin Woo), el protagonista, y Lee Re (Jun Ming Joo), que interpreta a la hermana pequeña de Hee Joo. Creo que han transmitido a los mejores caracteres de la serie, y que cualquiera podría disfrutar con sus interpretaciones. ¡Un hurra por los dos! Sin desdeñar al resto, que es, por lo general, entrañable. Y si me lo permitís, diré que las coreografías de combates dejan un poco que desear, pero se aprecia el valor en la historia. Como veis me gusta ser crítico en lo bueno y en lo malo.

Mi opinión general

Dejando a un lado que lo que me esperaba no era un dorama, sino una producción internacional, para todos los países o, para matizar, para un público occidental, me ha sorprendido. Es el primer dorama que he visto, sin contar otras series o películas asiáticas pero que no tienen el canon de este tipo de dramas. En general, aunque algunas veces avanza muy lentamente, el ritmo siempre va a más y todos los capítulos avanzan. Ni ese gusto blando a producción familiar, donde la violencia y la muerte se muestran de un modo totalmente dulce y nada escandaloso (algo que no me gusta), juzgo a esta producción por lo que es, sin restarle puntos.

Confieso que sí, que me ha enganchado la atracción de los protagonistas, los giros inesperados y los secretos que guarda el juego y la trama, que en más de una ocasión me ha dejado con la boca abierta. Nunca había pensado que podía encontrarme con un guion tan sólido y sin lagunas (no las he visto), como otras muchas chapuzas occidentales con millones de fanáticos. Y os aviso de que no es necesario acudir a videos pseudo-críticos con el letrerito de «Final explicado» porque no hay nada que explicar. Todo se entiendo a la perfección.

  1. Cercanías, en español.
  2. Actualmente, parece que la RAE va a incluir en el diccionario la expresión derivada en español de Cancel Culture. La expresión, de la que tanto se les llena a muchos la boca sin llegar a atragantarse, sería traducida como Cultura de la Anulación, pero no, NO; la gente la calca del inglés como Cultura de la Cancelación. Veremos a dónde llegan los razonamientos de la RAE.

Recuerdos de la Alhambra/ Memories of the Alhambra/ Alhambra: memories of the Kingdom/ Alhambeura gungjeonui chueok.

Dirección: Ahn Gil-ho/ Guion: Song Jae-jung/ Studio Dragon Chorokbaem Media

Video musical del tema «romántico» de los protagonistas. Un romance que, a pesar de todo, no tiene mucha fuerza. Seguro que no os lo podréis quitar de la cabeza. Tema: Is you. Canta: Ailee.

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *