Zarzuela ‘El Anacronópete’, de Enrique Gaspar y Rimbau (1881) [Reseña]

Zarzuela El Anacronópete, de Enrique Gaspar y Rimbau. Por fin sale a la luz, y por primera vez, el texto íntegro recuperado por la investigadora y filóloga Virginia Martín Dávila en edición de la editorial Gaspar & Rimbau.

Zarzuela El Anacronópete

Si hay algo que esperábamos por encima de muchas cosas, eso es la zarzuela de El Anacronópete. Viaje hacia atrás verificado en el tiempo, desde el último tercio del siglo XIX hasta el caos. El texto original de la obra señera de la proto-ciencia ficción española, recuperado por la investigadora y filóloga Virginia Martín Dávila, es presentado por la editorial Gaspar & Rimbau completo, con notas aclaratorias y un pequeño ensayo a modo de introducción sobre las características de la obra y el autor. ¿Se puede pedir más? Alcemos el telón y adentrémonos en este peculiar sainete popular que nunca llegó a estrenarse.

El trabajo de la investigadora

Es como un regalo. Tener entre las manos la obra original que dio lugar a la novela El Anacronópete, lista para leer y disfrutar, es como viajar atrás en el tiempo, valga la expresión. La investigadora Virginia Martín Dávila ha realizado una extensa labor documental con el manuscrito original, y el resultado es esta magnífica edición. A Virginia va mi agradecimiento, en primer lugar, por preocuparse por la tarea tan difícil —aunque no lo parezca— de zambullirse entre el remolino de borradores y anotaciones del manuscrito.

Sí, lo que Virginia nos muestra es, por decirlo de algún modo, la reconstrucción de la obra a partir del manuscrito original, que en realidad es un borrador, un “borrador definitivo”, en sus palabras. Los pliegos que Enrique Gaspar legó a la posteridad son un verdadero carnaval de tachones, aclaraciones, añadidos… ¡Pero eso no es todo! Virginia también ha tenido que “descifrar” muchas palabras que, debido a la letra, no estaban claras. Ella lo explica muy bien en la introducción.

La experiencia de leer la zarzuela de El Anacronópete. Fotografía: Editorial Gaspar & Rimbau.

Diferencias

En definitiva, esto es un buen trabajo de investigación y recuperación de una obra clave para la literatura española y, en general, de la proto-ciencia ficción. Los orígenes de una idea revolucionaria en las letras y casi científica, por lo demás, revisados con ojos e intenciones de completo respeto al legado de un autor injustamente olvidado, y que resurge ahora con toda la fuerza de su descomunal máquina para viajar en el tiempo.

Existen diferencias entre las dos obras. La más patente, la extensión y el contenido. Por supuesto, en la zarzuela hay menos historia, pero Enrique Gaspar realizó un gran esfuerzo para ampliar el contexto cuando escribió el libro, añadiendo más capítulos y aventuras.

Todavía no ha pisado un escenario

Como sabéis, por desgracia esta obra nunca se llegó a representar. Según Virginia, podrían darse varios casos al mismo tiempo, como el hecho de que el autor aún estuviera en China cuando envió la obra a España, y la hipótesis con más peso, que la escenificación fuera demasiado costosa. Nada como leer las descripciones e indicaciones de Gaspar en la obra para darse cuenta de que, en efecto, el despliegue de decorados, objetos, personal y extras era muy alto. ¡Tan alto como podría serlo hoy en día una película (¿quizás?)!

DON SINDULFO

   Soy autor de un aparato

con que aspira a la alta gloria

de probar con alegato

los errores de la centuria;

con él puedes en plazo breve

ir de Cromwell a Nerón,

y del siglo diez y nueve [sic.],

dar un salto hasta Platón.

   Si en la tierra que habitamos,

desde ocaso yendo a oriente,

con el tiempo nos cruzamos,

que navega inversamente,

como el mundo lo devana,

yo lo puedo deshacer,

en lugar de hasta mañana,

despidiéndome hasta ayer.

El Anacronópete. Viaje hacia atrás verificado en el tiempo… 1881

Algunas características

En este viaje la acción, por supuesto, es más rápida que en la novela, con menos explicaciones y menos viajes (por ejemplo, no conocen a los Reyes Católicos). Los diálogos, sin embargo, siguen siendo elocuentes, con muchísimo humor. También hay cambios en algunos personajes. Don Sindulfo García se nos muestra aquí mucho más malvado que en la novela (que tampoco deja de serlo ahí). De esta faceta del protagonista habla Virginia en la introducción refiriéndose al inventor como un mad doctor. Pero, a la larga, las relaciones y situaciones son las mismas.

Debo reconocer que, a medida que leía, iba poniendo música a los diálogos cantados. ¿Os imagináis? Supongo que muchos conoceréis las zarzuelas, o habréis visto alguna. No he podido evitarlo, pero después de leer la zarzuela de El Anacronópete. Viaje hacia atrás verificado en el tiempo…, me he puesto a ver zarzuelas (sí, de esas que emitían en TVE hace muchos años, y que recuerdo haber visto en casa). Es una delicia leer el arte que Enrique Gaspar empleó para esta composición, propia de su época, con toda la lírica, imaginativa y originalidad que la caracterizan.

Portada e interior de la edición de la zarzuela El Anacronópete. Viaje hacia atrás verificado en el tiempo. Fotografía: Editorial Gaspar & Rimbau.

La edición de Gaspar & Rimbau

La zarzuela de El Anacronópete llega al público, por fin, en una cuidada edición. En el enlace de compra podéis ver las características de la edición, así como muestras de páginas, muestras del manuscrito (del que aparecen algunas páginas para adornar el libro). La portada y la presentación de los actos del manuscrito están reproducidos en el libro para dar entrada a cada acto.

Virginia ha elaborado una introducción, cuyo índice también podéis ver en la sinopsis del libro en el sitio web de la editorial: analiza el contexto del autor, la música, los personajes, controversias con la datación de la obra, diferencias entre la novela y la zarzuela, y cuadros y apéndices que ayudan a entender toda la investigación.

La portada es la reproducción de un cartel genérico de zarzuela del siglo XIX para dotar de mayor énfasis la experiencia de lectura de hace dos siglos, objetivo principal de la editorial.

Valoración final

Y una pena es, también, que, a día de hoy, 141 años después, esta pieza no tenga todavía música. ¿Se atreverá alguien a revolucionar el mundo cultural componiendo melodías para nuestros decimonónicos viajeros en el tiempo? ¿Podremos ver un día representada esta tan deseada zarzuela?

Lo que está claro es que es un complemento literario y curioso para el libro (o el complemento mismo es el libro, ya que fue escrito después). Esta es, al parecer, la primera vez que se nos presenta la zarzuela al público, tal como Enrique Gaspar la concibió. Con el mismo espíritu de la novela, todo lector y admirador de El Anacronópete estará encantado con la zarzuela, y de veras que la recomiendo: tanto por su estilo, como por su valor histórico-artístico, como por el trabajo de Virginia. Las zarzuelas forman parte del patrimonio cultural español, y esta es una buenísima muestra de ello.

El Anacronópete. Viaje hacia atrás verificado en el tiempo, desde el último tercio del siglo XIX hasta el caos. Enrique Gaspar y Rimbau (1881)

Gaspar y Rimbau Editorial, 2021.

Rústica o cartoné. 270 páginas.

Edición, introducción y notas de Virginia Martín Dávila.

Colección Recuerdos del Futuro.

ISBN: 978-84-18613-48-7

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: