Punto de fuga.

Cómo me llamo no es relevante ahora... nunca lo había pensado, porque nunca hasta ahora tuve conciencia de lo que soy. Estoy en ese punto de extrañeza hacia mi propia existencia, pues a decir verdad he comprendido que existo, que tengo forma, color, sensaciones, si se quiere matizar... El tiempo no es sino mi recipiente, … Sigue leyendo Punto de fuga.

Contra el Cosmos

Borlas de purpurina desparramadas sobre un mantel de lentejuelas. La nebulosa anciana que colorea la entrada desaparece a medida que te acercas al punto negro, solo uno, pequeño como la mentira de un niño. Y de pronto el azul del tiempo y el espacio que pasan rápido. Los colores se centrifugan y dejan de existir. … Sigue leyendo Contra el Cosmos

Poco que perder.

Pasé la noche en vela pensando en el ojo del pobre anciano. Había terminado de leer El corazón delator, y la pregunta que me acechaba era si el propio Edgar Allan Poe habría tenido aquellos sentimientos alguna vez. Porque por mi parte, lo sentía, muy profundo. Por la mañana volvería a soportar las excentricidades de … Sigue leyendo Poco que perder.

Peor que la guerra.

No conocí una guerra tan extraña como la que asoló mi pueblo, en la que el ejército invasor jamás mostró su rostro. Como fantasmas de una pesadilla, el inmoral enemigo arrojaba bombas invisibles que destruían casas y puentes hasta dejar solo escombros. Quien no lo haya vivido pensará que aquello fue fruto de un terremoto, … Sigue leyendo Peor que la guerra.

Su salvación por un módico precio (Parte IV y última).

Leer la Tercera parte IV. Hace unos días, cuando estaba a punto de cerrar llegó una familia, arrollando la puerta como una piara en celo, que si es un momento, que si llegamos tarde por culpa del Cercanías... No tuve más remedio que atenderles, pedirles la documentación y todo el proceso que podría hacer un … Sigue leyendo Su salvación por un módico precio (Parte IV y última).

Ciego amor de mi vida.

Le miro mientras duerme, a mitad de la madrugada. Enmedio del silencio me llega el sonido de su respiración, lenta y dulce, y el aroma cándido de su aliento acaricia delicadamente mis ojos, que se cierran por instinto. Es la primera noche de nuestro viaje de aniversario, son ya tres años de inseparables vivencias, tan … Sigue leyendo Ciego amor de mi vida.

Su salvación por un módico precio (Parte III).

Leer la Segunda Parte III. Hoy en día hay que tener cuidado con cualquier persona, sea del género que sea y no importa su edad. Con esto de la religión hay mucho apego a las propias creencias, se lo digo yo, que trabajo en el corazón mismo del fenómeno. En mi barrio hay una muchacha … Sigue leyendo Su salvación por un módico precio (Parte III).