‘Liliana’, de Apeles Mestres (1907) [Reseña]

Liliana, de Apeles Mestres, resulta un poema exquisito, de bellas formas, basado en la fábula y con un sabor de tradición grecorromana mezclado con el auge del Modernismo. Gaspar & Rimbau Editorial edita, por primera vez en español, esta pieza única de la literatura.

Liliana, de Apeles Mestres. Traducción al español

Dice el prólogo a Liliana, escrito por Alberto García, que Apeles Mestres concebía el libro como un objeto de arte. Esto es, precisamente, lo que tiene en común con Gaspar & Rimbau Editorial, que ofrece a sus lectores, de nuevo, una edición lo más cercana y bella a la original, publicada por primera vez en 1910. De igual tamaño (veréis que es un ejemplar bastante grande) y con soberbias ilustraciones del autor, el culmen del Modernismo se plasma en esta obra rescatada al español con el texto original de José María de Arteaga y Pereira.

Este ejemplar, repleto al detalle de las ilustraciones del propio Apeles Mestres, se convierte así en una obra recuperada y asequible para sentir la proximidad de ese mundo feérico y ultra terrenal descrito, armoniosamente, por el autor catalán.

La historia de Liliana

Los gnomos protagonistas

Dividida en varias partes, sencillas, narra la historia de tres gnomos: Puk, Mik y Flok que, en tiempos inmemoriales, abandonaron a sus hermanos, los cuales cayeron en desgracia al convertirse en esclavos de los diamantes en las minas. Los mismos seres que tenían que velar por la Naturaleza se volvieron envidiosos. De ahí que los tres protagonistas decidieran vivir en la Selva, un lugar de ensueño indeterminado, para cuidar de las plantas y los animales.

Felices ellos, un día encuentran a Liliana, la sílfide del agua, de la que caen presos del amor. Un amor muy humano (criticado anteriormente) que les hace cometer los mismos errores que nosotros. Cegados por la ambición y arrogancia de la sílfide, el hechizo de Liliana cambia por completo el comportamiento de los héroes.

Por último, en el acto final, librados de la magia del amor desorbitado por Liliana, se alían con avispas y otros seres contra la irrupción de un ser humano que pretende invadir la idílica Arcadia de la Selva donde moran los hermanos en paz.

Qué nos cuentan los gnomos

La lectura primera que nos viene a la mente es sencilla, amén de ser la principal descripción que corre a través de artículos y noticias en la red: un canto a la belleza de la naturaleza y contra la opresión del ser humano hacia la misma. No olvidemos las pasiones y sentimientos humanos, que también son, en cierto modo, dañinas para la esencia natural. Pero yo agrego algo más, y que he mencionado antes: Liliana, a pesar de ser un hermoso espécimen de sílfide, no es la grácil criatura que todos creemos cuando la conocemos.

Los gnomos también pueden caer en tentaciones irracionales. Nuestros protagonistas abandonaron a sus hermanos, presas de la lujuria. Ahora, ellos también caen en la trampa del amor, esa trampa de la que tanto se empeñan en endosar al ser humano, y de la que ellos son víctimas. Otra lectura es la de la propia Liliana, una criatura deslumbrada por el narcisismo.

El poema

Liliana y Flor-de-lino

Pero, dejando a un lado moralinas y moralejas, centrémonos en el poema. El texto se divide en cantos (capítulos), y a su vez en estrofas versadas, con rima asonante. En español, como es lógico, esta rima se pierde. No obstante, lo hermoso es la propia historia en sí misma y la adaptación que Arteaga Pereira nos ha legado.

Se lee de una tacada, o dos, o como queráis dividir la lectura. Una vez que empecé no pude dejar de leer. Atraído e hipnotizado por la prosa elegante, sincera y encantada del poema, la brevedad del mismo sirve a un propósito claro: la fascinación por la belleza. Belleza narrativa, artística, cultural.

Influenciado por el Romanticismo y la tradición mitológica europea, así como por los elementos grecorromanos, el poema de Liliana posee una resonancia que, hasta cierto modo, me pareció familiar.

Tradiciones en Apeles Mestres

Elfos, sílfides, gnomos, animales, plantas… Agua, sol, bruma, noche y día… Entre la cultura clásica y la mitología europea Liliana nos transporta a esos mundos de ensueño donde, en definitiva, no existe el dolor, solo la felicidad. Siempre hay algo que puede enturbiar la vida: el mal y el bien en eterna y maniquea lucha.

Y, sin embargo, hay algo más. Un sonido que me trae a la mente la obra de J.R.R. Tolkien, escrita décadas más tarde que Liliana. Los seres míticos, elfos y gnomos, también pueden ser presa del mal, como vemos en El Señor de los Anillos. Siglos y milenios de antigüedad no logran otorgar de perfección a estos seres increíbles y maravillosos.

La edición de Gaspar & Rimbau

Como no podía ser de otra manera, Gaspar & Rimbau ha respetado el texto en español y la disposición del texto en el original catalán, así como portadas y dibujos. Estas ilustraciones han sido aumentadas para mejor disfrute del arte de Apeles, quien era gran conocedor de ilustración y botánica, entre otras especialidades científicas y artísticas.

Otra sorpresa es que la editorial también ha respetado el tamaño original del libro, con sus 216×280 mm de extensión. Mirar las ilustraciones es una verdadera experiencia. ¡No he podido pasar página sin quedar detenido contemplando los trazos de la flora y fauna de Liliana!

Y colorín colorado…

¿Y la Selva? La Selva sí que… Bien poco la recordaban.

¿Y su misión? ¿Qué misión? Su misión ¿no estaba allí

No tenían otra que la de adorar [a Liliana] . Y adoraban;

hoy, mucho más que ayer; mucho más que hoy, mañana.

Liliana. Apeles Mestres.

Valoración final

No falto de humor, el poema se torna fábula, moraleja y esencia misma del arte. Tanto libro como texto e ilustración componen la partitura de una música fantástica. No hace falta saber de todo para adorar y admirar este libro, ya que traspasa los sentidos de todo lector que se acerque a él.

Así pues, el poema mezcla belleza, maldad e incorrección en criaturas que creemos lejos de tales defectos. Lo que hace a la obra, en mi opinión, aún más interesante y respetuosa con la concepción de que nada escapa a la posibilidad de error en cuestión moral: ni ser humano, ni ser celestial, ni nada.

No esperéis magia desorbitada, seres malvadísimos, efectos estruendosos ni batallas campales. Eso es lo que me ha encandilado del poema. Poema que el autor transcribió a obra de teatro, y que con su sencillez y capacidad narrativa logra un nivel insuperable de interacción con el lector.

Ilustraciones: Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Liliana. Apeles Mestres.

Publicado en 1910.

Lengua original: catalán.

Traducción: José María Arteaga Pereira.

Prólogo: Alberto García Gutiérrez.

Ilustraciones: Apeles Mestres.

Gaspar & Rimbau Editorial, 2021.

Edición española.

Rústica. Ilustraciones en Blanco y Negro. 226 páginas.

ISBN: 9788418613449

Tripulación CosmoVersus

Marcos A. Palacios
Marcos A. Palacios
Administrador del portal y podcast CosmoVersus. Autor de 'Fantasía y terror de una mente equilibrada', editada en Gaspar&Rimbau Editorial, donde también colaboro como coordinador editorial y corrector de textos. Ciencia Ficción, Terror y Fantasía, en ese orden, son las que han provocado esta locura de proyecto. Después, los cómics, el cine y la música han aderezado el camino. Hago podcast, escribo, leo y devoro libros. Aún sigo pensando que el siglo XXI no es el mío...

Deja un comentario